La Asociación Alemana de Cámaras de Comercio e Industria (DIHK) se pronunció a favor de reiniciar la actividad económica con estrictos controles sanitarios tras el cierre por la pandemia de coronavirus "según criterios unificados a nivel nacional y con reglas comprensibles para las empresas".

La organización que agrupa a las 79 cámaras de industria y comercio de Alemania envió está semana al ministro de Economía, Peter Altmaier, un listado de ideas y sugerencias al respecto, que incluye la propuesta de crear un pase digital temporario nacional como prueba de un resultado negativo de coronavirus para turismo o ir al trabajo, difundió hoy el diario "Rheinische Post", según reprodujo la agencia de noticias alemana DPA.

En el escrito se menciona que las pruebas rápidas y las herramientas digitales podrían abrir el camino hacia la reactivación de la vida económica, incluso en los sectores actualmente más afectados por la pandemia.

"El objetivo es posibilitar pronto una apertura económica, sobre todo donde sea posible un rastreo personalizado, preferentemente digital", cita del documento el "Rheinische Post".

La DIHK enumera como ejemplos de soluciones digitales los sistemas de medición de frecuencias y de predicción, los sistemas digitales de registro para la recogida de datos de visitantes y huéspedes en el ámbito del turismo o la gastronomía, así como "un pase digital de validez temporal como prueba de un resultado negativo en un test rápido".

La información contenida en ese pase digital o en una tarjeta de visita digital con parámetros unificados en toda Alemania podría utilizarse no solo en el sector sanitario, sino también en el económico, por ejemplo para acceder a lugares de trabajo, para viajes de negocios o para ingresar a eventos.

La DIHK aboga por encontrar soluciones individuales para los diferentes sectores y también recomienda evitar en el futuro cierres generales de sectores enteros de la economía si se garantiza el cumplimiento de las medidas de control de infecciones mediante protocolos de higiene y estrategias de test y, al mismo tiempo, se puede controlar la movilidad de los ciudadanos con conceptos digitales.

Indica además que una estrategia equilibrada también incluye considerar las diferentes situaciones de los distintos países a la hora de imponer restricciones globales a los viajes y que las advertencias de viaje deberían ser proporcionadas y diferenciadas.

Desde el punto de vista de la comunidad empresarial, la consideración de las consecuencias económicas en la toma de decisiones también forma parte de la eficacia de las medidas.

Al mismo tiempo advierte que las cadenas internacionales de suministro de las empresas alemanas, por ejemplo, no deberían verse interrumpidas por el cierre de fronteras. (Télam)