El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) revisó al alza la producción mundial del trigo, la soja y el maíz en un informe divulgado hoy.

En el caso de la Argentina, se modificó a la baja la proyección para la producción de trigo, al alza en el caso del maíz y sin cambios para la soja.

Estas nuevas previsiones fueron publicadas hoy en el informe sobre oferta y demanda mundial de granos de septiembre (Wasde).

En cuanto al trigo, el USDA no proyectó cambios en la producción estadounidense que se mantiene en 46,18 millones de toneladas, elevó la producción mundial de 776,9 a 780,3 millones, y disminuyó ligeramente la de Argentina de 20,5 a 20 millones de toneladas debido al clima seco.

A nivel mundial se espera una mayor oferta, consumo (con un aumento de 3 millones de toneladas a 789,6 millones) y comercio con mayor producción en Australia, India y China.

El incremento en el consumo se debe sobre todo a la alimentación en las granjas, liderando China el alza.

En referencia al maíz, la entidad estimó un alza en la producción de Estados Unidos de 374,68 a 380,93 millones, y elevó la producción mundial de 1.186 a 1.197 millones.

En Latinoamérica mantuvo sin cambios la proyección para Brasil en 118 millones de toneladas, y la aumentó para la Argentina de 51 a 53 millones de toneladas, en base a una estimación de mayores áreas de plantación.

También se modificaron al alza las proyecciones de producción, comercio y stocks para el grano, así como las exportaciones previstas para la Argentina para la campaña 2021/22.

Al incremento señalado en la producción argentina, se añade la de China que compensa la revisión a la baja para Rusia y Serbia.

Respecto de la producción mundial de la oleaginosa, el USDA la revisó ligeramente al alza de 386,63 a 384,42 millones de toneladas.

En el caso estadounidense, se incrementó la proyección de 118,08 a 119,04 millones de toneladas.

Por su parte, al igual que en el informe de agosto, la producción prevista para la Argentina y Brasil quedó sin cambios, con cosechas estimadas en 52 y 144 millones de toneladas, respectivamente. (Télam)