El precio del barril del crudo tipo Brent, la variedad de referencia para la industria de hidrocarburos argentina, cerró hoy apenas por arriba de los 86 dólares por primera vez en más de 8 meses, es decir en un escenario previo a la invasión rusa de Ucrania.

Ante los temores de una recesión mundial, el WTI para entrega en noviembre cayó un 5,68% solo en la sesión de hoy, y cerró en US$ 78,74.

El barril de Brent del Mar del Norte para entrega el mismo mes cayó un 4,76% hasta los US$ 86,15, su nivel de cierre más bajo en 8 meses, de acuerdo al reporte de la agencia AFP.

Después de haberse disparado hasta los 130,50 dólares para el WTI y 139,13 dólares para el Brent, cuando empezó la invasión rusa de Ucrania, el crudo ha caído considerablemente desde principios del verano.

"Los mercados están cada vez más convencidos de que nos dirigimos hacia una recesión global", comentó Andrew Lebow de Commodity Research Group.

En el mismo sentido, Craig Erlam, analista de Oanda, señaló que "el endurecimiento monetario generalizado de los últimos dos días alimenta los temores de un impacto al crecimiento".

La Reserva Federal estadounidense subió las tasas de interés en 0,75 puntos porcentuales, la tercera suba consecutiva de esta magnitud, y el presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo que estaba decidido a continuar con el endurecimiento monetario para contrarrestar la inflación.

Para Lebow, el desplome de la jornada de hoy también está vinculado a un factor técnico, ya que la caída se profundizó cuando el WTI se situó por debajo de los 80 dólares, "un umbral importante".

"Con un improbable acuerdo nuclear con Irán, el final de las liberaciones de reservas estratégicas de petróleo (de Estados Unidos, ndlr) y la reducción inminente de las importaciones rusas por parte de la Unión Europea, todo está preparado" para un infarto en el suministro masivo, con un consecuente aumento en precios del petróleo, según Stephen Brennock, de PVM Energy. (Télam)