La falta de lluvias continúa demorando la siembra de trigo y cebada, pero acelera la cosecha de maíz, informó hoy la Bolsa de Cereales en su Panorama Agrícola Semanal (PAS).

El progreso intersemanal de siembra de trigo fue de 5,5 puntos porcentuales, y alcanzó a cubrir 90,7% de las 6,2 millones de hectáreas proyectadas para el ciclo 2022/23, precisó el trabajo.

Según el informe de la Bolsa de Cereales, la falta de lluvias continúa demorando las labores de implantación, provocando una demora interanual de 5,5 puntos porcentuales.

La limitada oferta hídrica superficial provocó importantes demoras en el avance de las sembradoras sobre sectores del centro y sur del área agrícola.

Así, las labores se concentraron en lotes donde se dispone de humedad para asegurar la emergencia, e incluso en seco a la espera de lluvias en el corto plazo.

Heladas recurrentes, junto a condiciones de humedad limitantes, agravan la condición de siembras tempranas, al tiempo que demoran la emergencia de los últimos lotes sembrados sobre el sur del área agrícola.

Por ello, ante la falta de pronósticos de lluvias en las próximas semanas, no se descartan nuevos ajustes de la proyección de siembra, advirtió la entidad.

En el caso de la cebada, la siembra a nivel nacional avanzó 39,6 puntos porcentuales en los últimos 15 días, y alcanzó a cubrir 86,3% de las 1,3 millones de hectáreas proyectadas para la campaña 2022/23.

Restan por implantar más de 175 mil hectáreas, con casi 90% de dicha superficie concentrada sobre el Norte de La Pampa-Oeste de Buenos Aires y el sur del área agrícola.

En este caso, la falta de humedad superficial también demora el avance de las sembradoras sobre gran parte del centro del área agrícola, en particular sobre el Sur de Córdoba y el Núcleo Norte.

Finalmente, la recolección de maíz con destino grano comercial mantiene un buen ritmo en todo el país, en particular los planteos incorporados durante diciembre y enero.

Luego de registrar un avance intersemanal en las labores de 5,1 puntos porcentuales, ya se cosechó 58,1% del área apta en todo el país; con un rinde medio nacional de 70,6 quintales por hectárea.

Frente a este panorama, la Bolsa de Cereales mantuvo su proyección de producción para la campaña 2021/22 en 49 millones de toneladas. (Télam)