El buque regasificador de la empresa Excelerate Energy comenzó hoy a operar en el puerto de Bahía Blanca, desde donde comenzará en las próximas horas a inyectar gas natural al sistema de transporte para gestionar los picos invernales de demanda de energía, proporcionando ahorro de divisas y reducción de emisiones.

Se trata del buque Exemplar que a las 17 comenzó el proceso de regasificar la carga de GNL almacenada en sus tanques, con lo cual al completar el proceso estará en condiciones de iniciar la inyección de gas en las próximas horas o cuando lo dispongan las autoridades energéticas.

La nave está amarrada en la terminal de la empresa Mega, en el puerto bahiense de Ingeniero White, de acuerdo con lo previsto al adjudicársele el servicio conforme la licitación pública internacional realizada por la empresa Integración Energéticas Argentina (Ieasa-ex Enarsa).

De esta manera, la unidad regasificadora flotante estará operativa durante el período invernal, precisamente por 98 días, para poder satisfacer la demanda de gas ante el aumento del consumo habitual para esta época del año y garantizar de esa forma la seguridad del abastecimiento del fluido en hogares e industrias.

El Exemplar tiene una capacidad de regasificación de 17 millones de metros cúbicos por día (MMm3/d) de gas natural, lo que le permite ofrecer energía limpia y económica al permitir desplazar el consumo de combustibles líquidos muchos más costosos como el fuel oil y el gasoil.

Gabriela Aguilar, gerenta general de Excelerate Energy en Argentina expresó que "la decisión técnica de contar con un buque regasificador para el invierno se ajusta a las tendencias del mercado global en la que países exportadores netos, como Estados Unidos, Egipto y Emiratos Árabes, deciden importar GNL para sus picos de consumo y generar ahorros importantes”.

La mayor oferta de gas natural en los últimos años posibilitó a la Argentina reemplazar consumos de combustibles líquidos más caros y contaminantes que el GNL.

"De esta forma, el país generó un ahorro estimado en US$ 13 mil millones desde 2008 y redujo en 9,5 millones de toneladas sus emisiones de CO2 entre 2016 y 2020 al utilizar el servicio de regasificación", destacó al compañía.

El Exemplar, un buque metanero de 291 metros de manga con una capacidad de transporte en sus cuatro tanques de 151.000 m3 de GNL, es el mismo que operó desde Bahía Blanca entre los años 2010 y 2018 para regasificar gas natural licuado, y que el Gobierno nacional decidió recuperar para afrontar el pico de demanda de los próximos meses.

La tarea del buque permitirá inyectar hasta 17 MMm3/dia a los gasoductos para así compensar la menor producción de los yacimientos locales y de las importaciones desde Bolivia.

El Exemplar tiene una capacidad de carga en sus tanques equivalente a 90 MMm3, es decir 20 MMm3 más que los licitados en el plan Gas.Ar para la demanda prioritaria de un día.

La decisión de reincorporar el segundo barco regasificador había sido anunciada por la Secretaría de Energía a fines de febrero como parte de las alternativas analizadas "para abastecer convenientemente y al menor precio posible la demanda de gas natural de la temporada invernal", a lo que se sumó una segunda ronda de licitación del Plan Gas.Ar para el pico de mayo a septiembre.

Ambas medidas buscan compensar de la mejor forma posible el declino de la producción de gas de Bolivia -que redujo de los de 20 Mm3 diarios que exportó al país en 2020 a una previsión de 14 Mm3 para este año-, la baja hidraulicidad de las cuencas y su afectación a las represas generadoras, y el empalme del declino de la producción nacional con la puesta en marcha del Plan Gas.Ar.

(Télam)