El precio del petróleo registró hoy nuevamente una fuerte suba como consecuencia de una mayor perspectiva de aumento en la demanda mundial, a medida que avanza la aplicación de vacunas, disminuye el desempleo, hay más actividad económica y se espera la distribución del paquete de estímulo financiero en EEUU.

El barril de la variedad WTI ganó 2,5% para cerrar en 66 dólares por unidad, mientras que el tipo Brent avanzó 2,6% para concluir los contratos en 69,70 dólares, de acuerdo con datos de la agencia Bloomberg.

La caída de los inventarios y la ola de frío polar que azotó el sur de los EE.UU. significaron la salida de funcionamiento de las refinerías y con ello la demanda se vio afectada.

Con la mejora del clima, las instalaciones de refinación volvieron a la actividad.

Este nivel de precios junto con la deliberada política de recortes en los bombeos dispuesta por el cartel OPEP+ significó una escalada de precios que no se veía desde hace 14 meses.

Los operadores se vieron alentados por la temprana difusión de una baja en los pedidos de subsidios al desempleo, lo que supone una mejora en la actividad.

Al mismo tiempo, el progreso en las vacunas y la incorporación de nuevas dosis, aumentó el entusiasmo y la demanda en los contratos de futuros.

El mercado se ve impulsado ahora por el paquete de estímulo que el presidente Joe Biden firmará mañana y que se supone pondrá miles de millones de dólares en los bolsillos de los consumidores, lo que incrementa las esperanzas de poner fin a los confinamientos,

El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años de Estados Unidos cayó hoy debido a que la preocupación por un fuerte repunte de la inflación disminuyó y el dólar cayó por tercer día consecutivo frente a una canasta de monedas, lo cual potenció la demanda por las materias primas.

Tanto Administración de Información de Energía (EIA) como la Organización de Países Exportadores de Petróleo coincidieron que la demanda mundial de crudo y de combustibles aumentarán al menos un 7%, durante 2021.

En tanto, el oro se negoció sin cambios en 1.722 dólares y mantiene una floja demanda luego de que un informe del fondo de inversiones Black Rock dijo que el metal no sirve como cobertura frente a un incremento de la inflación.

(Télam)