El Bitcoin (BTC) perforó hoy su mínimo en dos meses al caer por debajo de los US$ 19.000 por primera vez desde el 3 de junio, y uno de los precios de negociación más bajos en los últimos 20 meses, en medio de un fuerte temor en los mercados mundiales ante la crisis económica en Europa y la política de suba de tasas en los Estados Unidos.

La caída del precio se produjo después de haber pasado los últimos 10 días en un rango de negociación de alrededor de los US$ 20.000, después de no haber podido superar lo que parecía ser una resistencia de precio en los US$ 21.000.

El precio de BTC cayó hasta US$ 18.680, su nivel más bajo desde el 3 de junio y, a las 19.30 de la Argentina, la mayor criptomoneda del mundo se cotizaba alrededor de US$ 18.900, un 4,5% menos en las últimas 24 horas, según el índice de precios de Bitcoin contra el dólar estadounidense que elabora Tradingview.

La caída del mercado cripto está en línea con el comportamiento de los mercados de acciones en los que, por ejemplo, el índice S&P 500 cayó este martes un 0,41%, ante la preocupación de los operadores por que la Reserva Federal pudiera mantener una agresiva política de tasas de interés en su campaña para controlar la inflación.

De hecho, Bitcoin a menudo se negocia a la baja cuando hay una mayor especulación de una política monetaria más agresiva.

"Cada intento fallido de romper la zona de resistencia justo por encima de los US$ 20.000 aumentó la probabilidad de una prueba del fondo del rango de precios cerca de los US$ 18.000", dijo a CoinDesk Joe DiPasquale, director ejecutivo de fondos de cobertura criptográficos BitBull Capital.

Sin embargo, señaló que "desde una perspectiva técnica, el precio se mantiene en línea con las proyecciones, y estaría buscando acumular entre aquí y los US$ 15.000".

El mercado de criptomonedas sufre una fuerte huida de capitales desde noviembre del año pasado cuando, después de alcanzar una capitalización total de 3 billones de dólares, hoy reúne menos de un tercio de esa cifra: US$ 920.000 millones.

El fin de la política de tasas bajas a nivel mundial, la aceleración de la inflación, los problemas energéticos en Europa y el inicio de la recesión en las principales potencias económicas signaron el fin de un ciclo alcista de las criptomonedas que, después de haber tocado un piso en diciembre de 2018, multiplicó un 3.300% el volumen de dinero que ingresó a cripto hasta noviembre de 2021.

Durante ese período, el mercado cripto pasó de manejar un volumen de dinero de US$ 92.000 millones a los US$ 3 billones el 10 de noviembre de 2022.

Las malas noticias a nivel macro se le sumaron problemas intrínsecos de la joven industria cripto, como el colapso del ecosistema de la stablecoin Terra, la desaparición del fondo de cobertura Three Arrows Capital y las quiebras de Voyager Digital y Celsius Network, entre otros casos resonantes. (Télam)