La Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) aprobó un préstamo de 100 millones de euros al Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), para el financiamiento de proyectos de energías renovables y eficiencia energética de pymes y grandes empresas de todo el país.

Es el primer crédito otorgado por la AFD a un banco argentino, sin garantía soberana, destacó el BICE a través de un comunicado.

El financiamiento fue acordado ayer tras la firma de un acuerdo rubricado por el presidente del Banco, Francisco Cabrera; y la directora de la AFD en la Argentina, Juliette Grundman, en presencia del embajador de Francia en el país, Pierre Henri Guignard, y el gerente general del BICE, José Luis Morea.

El objetivo de la línea es apoyar el rol del Banco como entidad de desarrollo sustentable en el financiamiento de inversiones estratégicas para el país, y fortalecer su posición en la promoción de proyectos de mitigación y adaptación al cambio climático.

Se trata de uno de los ejes principales sobre los que buscará enfocarse BICE durante este año.

“El apoyo que nos brinda la AFD se profundiza con esta línea de crédito que nos permitirá seguir promoviendo la eficiencia energética de las empresas y la generación de energías limpias, reduciendo los costos del sector productivo y respetando el cuidado del medio ambiente”, señaló Cabrera.

Subrayó que “es un acuerdo muy importante, no sólo porque es el primero de AFD con una entidad financiera argentina, sino porque refleja que volvimos a relacionarnos con el mundo y a lograr la confianza de los inversores internacionales, que nos permitirá seguir creciendo en forma sustentable”.

Por su parte, Grundman remarcó que la AFD espera “que esta operación sea el inicio de una relación de largo plazo, enfocada en acompañar al BICE en su rol de banco de desarrollo y a la estrategia del país en el desarrollo de las energías renovables, la eficiencia energética y la lucha contra el cambio climático”.

Los fondos tendrán como destino proyectos de energías renovables como biomasa, biogás, parques solares, eólicos y pequeños aprovechamientos hidroeléctricos, y aquellos que apunten a mejorar el consumo energético de las empresas.

También se financiarán iniciativas que promuevan la competitividad de las empresas, la creación de empleo y las inversiones impulsadas por pymes dirigidas o lideradas por mujeres.

Los préstamos podrán tener un plazo de hasta 15 años, y un monto máximo de 10 millones de euros por proyecto.

El financiamiento será otorgado en forma directa a las empresas, o a través del canal de segundo piso de BICE.

Adicionalmente, se prevé un acompañamiento técnico para impulsar las temáticas de clima y género en el banco y en el ámbito del sistema financiero.

AFD es el banco público de desarrollo inclusivo y solidario de Francia que otorga financiamiento y asistencia técnica para proyectos que mejoren genuinamente la vida cotidiana, tanto en los países en desarrollo como en los emergentes y en las provincias de ultramar. (Télam)