El Banco Central (BCRA) prorrogó hasta el 31 de diciembre próximo la distribución del cupo mensual vigente para importar y la obligatoriedad de financiar a 180 días las importaciones que se cursan a través del Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI) categoría B.

De esta manera, el Banco Central extendió hasta fin de año el mecanismo para importar que había establecido a fines de junio a través de la Comunicación A 7532, con la que que amplió el sistema de financiación de importaciones a las realizadas bajo Licencia No Automática y a la importación de servicios.

Tras aquel anuncio, el presidente del BCRA, Miguel Pesce, había señalado que la medida buscaba "sostener el crecimiento económico y el desarrollo de las pymes evitando maniobras especulativas sobre las importaciones".

De esa forma, las pequeñas y medianas empresas quedaron exceptuadas de las exigencias vigentes de financiar sus importaciones por un incremento de 15% respecto al año anterior, con un límite de hasta US$ 1 millón.

Asimismo, las SIMI categoría A mantuvieron el acceso al mercado de cambios por el equivalente al promedio mensual de importaciones de 2021 más 5% o de 2020 más 70%.

Por su parte, se fijó que las SIMI categoría B, correspondientes a las licencias no automáticas, podrán acceder al mercado a partir de 180 días del despacho a plaza.

También se dispuso en aquel momento, en coordinación con el entonces Ministerio de Desarrollo Productivo, ampliar las posiciones arancelarias de bienes equivalentes a los producidos en el país que tendrán acceso al mercado a partir de 180 días y la de bienes suntuarios que podrán acceder a partir de los 360 días.

En cuanto a las importaciones de servicios, se equipararon en el tratamiento a la de bienes permitiendo el acceso al mercado por el mismo monto que en 2021 y en caso de superar el importe el saldo a 180 días.

(Télam)