El grupo chileno Fallabella anunció hoy un acuerdo con el Banco Columbia para cederle los clientes que aún conservan de la tarjeta CMR, con la que se podían financiar compras de productos en los locales comerciales del grupo que este año decidió cerrar sus locales de venta directa al público en el país.

A través de un comunicado, el grupo anunció el acuerdo para "la cesión de su cartera de tarjetas de crédito al Banco Columbia" por lo que, a partir de ahora "los clientes podrán continuar utilizando su tarjeta, ahora como clientes de Banco Columbia, de la misma manera que lo vienen haciendo actualmente".

"La marca CMR seguirá en las tarjetas en circulación mientras el banco lleve a cabo el proceso de reemplazo de plásticos", aseguró Falabella.

Y agregó: “Los colaboradores continuarán trabajando en CMR Argentina en tanto se efectúa la transferencia de la cartera de tarjetas a los sistemas del comprador. Además, se les ofrecerá un plan de retiro diseñado especialmente para este proceso”.

De esta forma, el grupo chileno continuará operando en la Argentina sólo a través de la cadena de supermercados mayorista Sodimac, que tiene siete locales abiertos además de los canales de venta online. (Télam)