El Banco Central (BCRA) difundió hoy una serie de recomendaciones para operar con seguridad y evitar las estafas bancarias, una forma de delito que creció exponencialmente durante este año, y que se practican a través de Internet, de llamados telefónicos o de mensajes de texto.

En ese sentido, los estafadores atraen a clientes bancarios con supuestas ofertas que van desde promociones exclusivas y soluciones a inconvenientes operativos, hasta regalos o beneficios con el objetivo de pedir contraseñas con las que roban el dinero depositado o solicitan préstamos inmediatos.

Por ese motivo, en el marco del Día internacional de la Seguridad de la Información, el Central recordó que ningún banco llamará ni se contactará por ningún canal para pedir datos personales o bancarios a sus clientes.

Del mismo modo, para el cobro de jubilaciones, pensiones o cualquier otra asignación nunca te pedirán como condición realizar una transferencia de dinero ya que son trámites gratuitos y que no requieren intermediaciones ni gestorías.

"Existen perfiles falsos en redes sociales que simulan ser bancos, entidades financieras o sus servicios de atención para contactarte y obtener tus datos bancarios. Si detectás un perfil falso del Banco Central o cualquier otra entidad podés reportar la cuenta como spam en la aplicación para alertas sobre posibles estafas", informó el Central en un comunicado.

En cuanto al manejo de datos personales (usuarios, claves, contraseñas, pin, Clave de la Seguridad Social, Clave Token, DNI original o fotocopia) recomendó no dar ninguno de estos datos por teléfono, correo electrónico, red social, WhatsApp o mensaje de texto.

También invitó a no ingresar datos personales o bancarios en sitios por medio de links que te llegan por correo electrónico, podrían ser fraudulentos.

"Mantené siempre actualizado tus datos de contacto en los bancos en los cuales sos cliente", advirtió el Central.

Por último, llamó la atención sobre los supuestos beneficios en los que se pida a cambio hacer una transferencia de dinero o la asistencia -presencial o telefónica- de terceras personas para operar en cajeros automáticos.

Si bien no hay cifras oficiales, diversas fuentes del sector financiero confirmaron a Télam que el aumento de este tipo de delitos fue "exponencial" en los últimos meses y que, en algunos bancos, llegó a registrar un incremento del 500% respecto a los niveles de enero. (Télam)