El Banco Central (BCRA) compró hoy US$ 195 millones y, a falta de dos semanas para el cierre del mes, acumula más de US$ 1.500 millones de compras netas en el mercado cambiario en lo que va de mayo, por lo que supera así el dato de marzo, cuando en todo el mes había adquirido US$ 1.470 millones.

De esta forma, la autoridad monetaria lleva su intervención neta acumulada a US$ 5.196 millones en el acumulado de 2021, su mejor registro desde 2012, gracias a un mayor ritmo de liquidación de dólares de exportaciones del complejo agroindustrial y la recuperación histórica de precios de la soja, el maíz y el trigo, entre otros cultivos.

Según confirmaron a Télam fuentes oficiales, las reservas internacionales se ubicarán hoy en torno de los US$ 41.265 millones, unos US$ 1.000 millones más que a principios de mes y US$ 2.613 millones por arriba de su nivel más bajo, registrado el 3 de diciembre último, cuando habían alcanzado los US$ 38.652 millones.

Si bien la compra de divisas es solo uno de los factores que inciden en el nivel de reservas internacionales del BCRA, sí es uno de los más importantes como señal de acumulación y fortalecimiento de la política monetaria y cambiara.

En ese sentido, desde diciembre el BCRA adquirió en el mercado US$ 5.800 millones pero otros factores que se computan en las reservas y que influyeron en ese período fueron los depósitos en dólares del sector privado pasaron de US$ 14.734 millones (1 de diciembre de 2020) a US$ 16.057 millones (al 11 de mayo pasado).

Del mismo modo, el oro se apreció 5% y el yuan, otro de los activos que integra las reservas brutas, subió su valor respecto del dólar un 2,1%.

Aún así no todos los pagos a organismos internacionales significaron una baja en el cómputo de reservas ya que, desde diciembre, se acumuló un total de US$ 1.224 millones en giros al exterior para pagar compromisos con el Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Mundial y otras instituciones de crédito, según datos oficiales hasta el 12 de mayo.

El nivel sostenido de liquidación de exportaciones, la administración del comercio exterior para priorizar la compra de insumos y la reestructuración de pagos de deuda en dólares nacional, provincial y de grande empresas dieron espacio al Banco Central para acumular reservas y quedarse con el excedente del superávit comercial desde diciembre. (Télam)