Un 88% de las cerca de 523.000 hectáreas implantadas con trigo en la temporada 2021/22 en Entre Ríos presenta una buena y muy buena condición, con rendimientos similares o superiores al promedio de los últimos cinco años, destacó hoy la Bolsa de Cereales de la provincia.

Del total, un 36% presenta muy buena condición; un 52% buena; un 11% fue considerado regular y el 1% restante se calificó con mala condición.

El 36% tiene perspectivas de rinde de entre 3.000 y 3.500 kilos por hectárea; el 52% bueno de entre 2.700 y 2.900; lo considerado regular disminuye a entre 2.000 y 2.400; y el grano con condición mala tendrá un rendimiento menor a 1.800 kilogramos por hectárea.

El inicio de la cosecha de los primeros lotes de trigo corresponden a ciclos cortos sembrados en fechas tempranas, por ello, la entidad bursátil prevé un rendimiento promedio provincial de entre 2.700 y 3.300 kilos por hectárea.

Asimismo, los colaboradores de la Bolsa explicaron que debido al impacto de la ola de calor de fines de octubre "es complejo realizar un análisis" sobre el rendimiento del trigo.

Entre el 25 y el 31 de octubre pasado se registraron temperaturas que superaron ampliamente los 30 grados, lo que provocó una situación de estrés térmico e hídrico para el cereal, explicó el organismo.

Click to enlarge
A fallback.

Por otro lado, comunicó que el área implantada con girasol en Entre Ríos en la actual campaña es de 11.000 hectáreas.

El estado fenológico del cultivo se ubica desde cuatro a nueve hojas verdaderas (V4 a V9), con una condición buena en general, excepto por sitios puntuales donde persiste un bajo stand de plantas por excesivas precipitaciones durante la emergencia. (Télam)