Unas 975.300 hectáreas sembradas con soja de primera y segunda en Entre Ríos presentan muy buena y buena condición, lo que representa el 85% de las 1.145.000 implantadas en la campaña 2020/21, según datos de la Bolsa de Cereales de la provincia difundidos hoy.

Durante el actual ciclo se implantaron 675.000 hectáreas con soja de primera; en tanto que otras 470.000 fueron destinadas a la soja de segunda.

De esos totales, unas 580.500 hectáreas de soja de primera y otras 394.800 sembradas con soja de segunda presentaron buena y muy buena condición (86% y 84%, respectivamente).

El resto de la soja de primera y segunda presenta una condición regular (13% y 15%, respectivamente) y mala (1% por cada tipo), debido a las bajas reservas hídricas y que se debieron realizar tratamientos para el control de trips y arañuelas.

La soja de primera se encuentra dentro de la etapa reproductiva, con un "amplio abanico de estados fenológicos", explicó la Bolsa entrerriana.

La oleaginosa va en inicio de floración (R1) en lotes sembrados en fechas tardías, hasta inicio de llenado de granos (R5) en los implantados en fechas tempranas.

Asimismo, "la mayor parte" de la superficie se encuentra dentro del periodo crítico, entre inicio de formación de vainas (R3) a R5.

Por ello, la entidad bursátil señaló que para que el cultivo manifieste su máximo potencial de rendimiento deberá contar con reservas hídricas adecuadas.

Por otra parte, la mayor parte de la superficie sembrada con soja de segunda se encuentra en la etapa vegetativa.

En ese sentido, los primeros lotes implantados ya han alcanzado la fase de inicio de floración (R1), pero las siembras tardías "apenas cuentan con el primer nudo (V1)". (Télam)