El Gobierno estadounidense publicó hoy una hoja de ruta que recomienda a la Reserva Federal (FED) continuar avanzando con la investigación y el desarrollo de una versión digital del dólar.

"El desarrollo responsable de los activos digitales es vital para los intereses de Estados Unidos", afirmó hoy el principal asesor económico de la Casa Blanca, Brian Deese, en una conferencia de prensa, tras publicarse la primera hoja de ruta que detalla la posición gubernamental respecto de los activos digitales.

Tras encargar en marzo último y con “máxima urgencia” a diversos organismos y agencias federales la evaluación de los riesgos y beneficios para el lanzamiento de un dólar digital, la administración de Joe Biden pidió hoy a la FED “continuar con su investigación y experimentación”.

“Vamos a lanzar un grupo de trabajo en conjunto con diversas agencias para apoyar los esfuerzos de la FED y considerar las implicaciones de un CBDC, especialmente para nuestra seguridad nacional”, añadió Deese.

Los CBDC (siglas en inglés de Central Bank Digital Currency) están siendo actualmente estudiados o lanzados por más de 100 bancos centrales en el mundo incluido el Banco Central Europeo (BCE) (que inició en 2021 un estudio de 24 meses para el analizar un euro digital) y China.

Se diferencian de las monedas regulares por la posibilidad de no tener un correlato físico, es decir una moneda o un billete, y por el hecho de que cada ciudadano puede contar con las divisas sin la intermediación de otras entidades financieras comerciales, lo cual permitiría elevar la inclusión financiera.

Al igual de las criptomonedas, las transacciones son inmediatas pero, al ser emitidas por un Banco Central, poseen las mismas garantías del papel moneda, lo cual eliminaría la necesidad de uso de los criptoactivos, según aseguró recientemente el presidente de la FED, Jerome Powell.

Desde marzo pasado, el Gobierno de Biden recibió nueve informe de diversas agencias respecto de la posibilidad de un dólar digital.

Estos informes "proporcionan una base sólida para los formuladores de políticas, mientras seguimos trabajando para comprender los beneficios potenciales de los activos digitales y para mitigar y minimizar los riesgos", dijo la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, en declaraciones difundidas por la agencia AFP.

Sin embargo, remarcó que estos nuevos activos poseen “riesgos”.

"Si se mitigan esos riesgos, los activos digitales y otras tecnologías emergentes podrían ofrecer oportunidades significativas”, indicó Yellen.

Por su parte, la hoja de ruta gubernamental también recomendó establecer regulaciones para los criptoactivos, incluyendo estándares de eficiencia para controlar el gran consumo de energía que requiere su minado.

Actualmente el mismo insume entre 1% y 2% del consumo eléctrico anual de Estados Unidos.

Asimismo, el documento de la Casa Blanca indica que se está evaluando la adecuación de leyes existentes para mitigar la actividad ilegal en las transferencias con activos digitales, elevando las penas y permitiendo al Departamento de Justicia investigar estos crímenes.

“La administración ejecutará un plan de acción comprensivo con pasos prioritario para mitigar los riesgos de las criptomonedas, entre otros, el lavado de dinero y el financiamiento para el terrorismo”, subrayó Deese. (Télam)