Un grupo de economistas del Frente de Todos coincidieron hoy en que un triunfo del oficialismo "en las próximas elecciones legislativas, la prudencia fiscal y monetaria, el puente de reservas construido por el Banco Central y un acuerdo positivo con el FMI", son las principales herramientas del Gobierno para consolidar la recuperación de la actividad en lo que resta del año.

Así lo manifestaron el exsenador de la provincia de Buenos Aires Juan Manuel Pignocco; el secretario administrativo del Senado provincial, Roberto Feletti; el extitular de la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA) Martín Di Bella; y el exdirector Nacional de Programación Económica, Horacio Rovellii, entre otros.

En un informe conjunto difundido hoy, los economistas repasaron el desempeño de la economía durante el primer semestre del año y ponderaron el escenario de cara al proceso electoral que tendrá su primer turno el próximo domingo 12 de septiembre.

Entre los principales puntos, se destacó que el mercado de cambios "se desenvuelve con una cuenta corriente positiva alimentada por el excedente comercial de divisas y una cuenta financiera negativa que refleja la salida de dólares de la economía".

Para lo que resta del año, se estimó que el engrose de US$ 7.500 millones en reservas que en estos meses el BCRA -entre ingresos de divisas y los Derechos Especiales de Giro otorgados por el FMI- "debiera ser suficiente para afrontar el último cuatrimestre del año, inclusive cumpliendo los vencimientos con el propio organismo multilateral".

En cuanto a la política fiscal y monetaria, resaltaron "la prudencia" debido a una fuerte disminución del déficit fiscal y el sostenimiento de los agregados monetarios más líquidos en los niveles del año pasado, medidos por el tamaño de la economía".

Al respectó, se observó que la evolución de las cuentas públicas presenta un cumplimiento en exceso de las metas fiscales contenidas en el Presupuesto Nacional 2021, con un gasto primario que se contrajo un 14,8% en términos reales.

No obstante, se advirtió que "la economía argentina parece no terminar de consolidar aún un camino firme de recuperación. Si bien está quedando atrás el impacto más agudo de la pandemia y las expectativas son buenas, la performance global de la economía transita un sendero con ciertas marchas y contramarchas".

Por último, de cara al proceso eleccionario subrayaron que el Gobierno debe afrontarlo con tres objetivos: por un lado, "que el avance del programa de vacunación permita normalizar al máximo la circulación de personas y bienes sin riesgo sanitario, acelerando así la actividad productiva y el empleo".

Además, que "el conjunto de políticas de ingresos puesto en marcha logre recuperar las remuneraciones formales e informales de los trabajadores y trabajadoras".

Finalmente, se deberá "asegurar la ejecución de la obra pública, necesaria para reconstruir la infraestructura social básica y sostener el ciclo virtuoso de trabajo, consumo y producción".

(Télam)