El Ministerio de Economía captó hoy $46.403 millones en la segunda licitación del Tesoro Nacional de octubre, que contó con el debut de las Letras de Liquidez del Tesoro (Lelites), un nuevo instrumento de corto plazo exclusivo para los Fondos Comunes de Inversión (FCI), y alcanzó un financiamiento extra de $ 64.366 millones en lo que va del mes.

En la licitación de hoy se recibieron 409 ofertas, que representaron un total de VNO $ 52.524 millones, de los cuales se adjudicó un valor efectivo de $ 46.403 millones.

De esta forma, el financiamiento neto para la licitación totalizó $32.290 millones y, para lo que va de 2021, asciende hasta los casi $478.000 millones, lo que representa una tasa de rollover de 118% de los vencimientos de deuda.

El menú de instrumentos ofrecidos estuvo conformado por 4 títulos con vencimientos en 2022 y 2023: la reapertura de dos letras (LEDE) con vencimiento 31 de enero y 28 de febrero de 2022, de una letra ajustable por CER con vencimiento en julio de 2022 y del Bono del tesoro (BOTE) a Badlar Privada + 5,25% con vencimiento el 6 de febrero de 2023.

Además, esta fue la primera vez en la que la canasta de títulos ofrecidos se completó con la emisión de la Lelite con vencimiento el 8 de noviembre de 2021 a una tasa predeterminada del 33,75% anual.

"El objetivo de este nuevo instrumento es ampliar el abanico de oportunidades de inversión de los FCIs, con un instrumento de corto plazo, no negociable y con opción de pre-cancelación por hasta el 40% del valor adjudicado", detalló Economía en un comunicado.

Click to enlarge
A fallback.

Del total de financiamiento obtenido el 8% corresponde a la Lelite, el 88% a instrumentos con vencimiento en 2022 y el 4% al Bono BADLAR +5,5% con vencimiento en 2023.

Asimismo, el 28% estuvo representado por instrumentos a tasa fija, el 68% ajustables por CER y el 4% restante a tasa variable.

"Fue un buen debut de Lelites y esperamos que a futuro vayan teniendo un dinamismo más relevante en términos de mercado. Está pensando para un set de Fondos Comunes de Inversión que pueden aportarnos un financiamiento adicional", explicaron a Télam fuentes de la cartera de Economía.

En ese sentido, detallaron que se trata de un instrumento que permite al Tesoro entrar en un mercado del que no podía participar de otra forma ya que, actualmente, cerca del 50% del volumen de dinero que se opera en FCI son en fondos de rescate inmediato (Money Market) y para los cuales no había instrumentos del Tesoro que se adecuaran a esa necesidad.

El atractivo del instrumento para estos FCI es la posibilidad de contar con una tasa de interés de mercado competitiva -cerca de 3 punto porcentuales por arriba de lo que hoy ofrece el mercado- y la posibilidad adicional de, en caso de ser necesario, solicitar la precancelación del 40% del total invertido en el instrumento.

Si bien desde Economía sostuvieron que "no va a ser la principal fuente de financiamiento del Tesoro", dado sus plazos cortos de vencimiento -entre 15 y 25 días-, se trata de un instrumento no negociable e intransferible, aseguran, será "muy valorado" por la industria de fondos comunes y que "irá creciendo en la medida que se vayan ajustando su funcionamiento".

"Esto no es una consagración del financiamiento de corto plazo, sino una fuente complementaria y que iremos graduando", afirmaron desde el Palacio de Hacienda.

Según fija el calendario de licitaciones del último trimestre del año, la próxima licitación se efectuará el jueves 27 de octubre. (Télam)