El Sector Público Nacional registró en agosto un déficit de $224.708 millones, sin considerar los ingresos provenientes de las rentas de la propiedad vinculadas a las emisiones primarias de títulos públicos, informó esta tarde el Ministerio de Economía a través de un comunicado en el que sostuvo que los números del octavo mes siguen "el camino del orden fiscal".

De esta manera, entre enero y agosto se acumula un déficit primario de $1.101.336,7 millones y un déficit financiero de $1.880.047 millones, ambos guarismos dejando fuera las rentas mencionadas anteriormente.

Según el informe oficial, el resultado del mes se explicó por un incremento de los Ingresos del 73,7% interanual, variación que se encuentra afectada por la recaudación del Aporte Solidario y Extraordinario que se registró durante similar mes de 2021, y un crecimiento de 72,9% interanual del Gasto Primario.

"Con el objetivo de ordenar las cuentas públicas para cumplir con el presupuesto vigente, modificado por el DNU 331/2022, de agosto muestra una serie de decisiones sobre la política fiscal compatibles con un déficit anual del Sector Público Nacional de 2,5% de PBI", enfatizó el Palacio de Hacienda.

En esa línea, se dictaron las Decisiones Administrativas N° 826/2022, N° 879/2022 y N° 880/2022, que adecuaron el presupuesto de la Administración Pública Nacional, "en función del ritmo de ejecución observado, con el objeto de asegurar el cumplimiento de las metas fiscales y de gestión implícitas en el presupuesto vigente".

"Es importante mencionar que el crecimiento real acumulado del gasto primario se desaceleró por cuarto mes consecutivo, en el marco de un proceso de ordenamiento fiscal y cuidado de las cuentas pública", agregó el Ministerio de Economía.

En lo que refiere a las prestaciones de la seguridad social, las mismas ascendieron a $486.502,1 millones (+65,0% interanual). Esta dinámica se explica por el impacto de la fórmula de movilidad vigente (Ley N° 27.609), que arroja incrementos conforme crece la economía y se recupera la recaudación y los salarios. Por otra parte, las remuneraciones registraron una variación de +98,6% interanual producto de los incrementos otorgados en el marco de los acuerdos salariales alcanzados.

Las transferencias corrientes alcanzaron los $523.616,0 millones (+53,9% internaual). Aquellas correspondientes al sector privado presentaron un crecimiento de +$124.912,2 millones (+44,0% internanual).

Entre ellos, se destacan los pagos correspondientes a las Asignaciones Familiares (+$20.106,4 millones), impulsados por el otorgamiento del complemento mensual dispuesto por el decreto N°719/21. A su vez, la Asignación Universal para Protección Social se incrementó en +$7.098,8 millones, producto de la alta base de comparación del mes de agosto de 2021, donde se abonó el retroactivo por presentación de declaración jurada correspondiente a la constancia de educación.

En lo que respecta a los subsidios energéticos, los mismos alcanzaron los $185.591,3 millones (+47,0% interanual), principalmente, por las transferencias a Cammesa -la compañía encargada del mercado mayorista de electricidad- (+$14.339,2 millones) y a Enarsa (+$29.038,6 millones). (Télam)