El diputado nacional Gustavo Menna (UCR-Chubut) presentó hoy un proyecto de resolución por el cual propone que el Congreso rechace uno de los artículos de la reglamentación de la ley de Impuesto a las Ganancias, por considerar que la devolución en cuotas "es inconstitucional".

La iniciativa contó con el acompañamiento del presidente del interbloque UCR-Juntos Por el Cambio, Mario Negri (Córdoba), y de los diputados Brenda Austin (Córdoba), Roxana Reyes (Santa Cruz), Lorena Matzen (Río Negro), Carlos Fernández (Buenos Aires), Fabio Quetglas (Buenos Aires), Hugo Romero (Córdoba), Albor Cantard (Santa Fe), María Soledad Carrizo (Córdoba) y Ximena García (Santa Fe), entre otros.

El proyecto propone que el Congreso rechace “los términos del artículo 9 párrafo segundo del decreto 336/2021 por el cual el Poder Ejecutivo reglamentó la ley 27.617 que modificó la Ley del Impuesto a las Ganancias”, ya que “pretende que el reintegro del impuesto retenido en exceso de los salarios de los trabajadores desde enero de 2021 sea efectuado en plazos a definir por la AFIP”.

Esto, indica, "constituye un exceso de la reglamentación que contradice los límites impuestos por el artículo 99 inciso 2 de la Constitución Nacional, que veda toda posibilidad de alterar el espíritu de las leyes con excepciones reglamentarias”.

Con la reglamentación entran en vigencia los modificaciones dispuestas mediante la ley 27.617, sancionada en el Congreso el 8 de abril, por lo que quienes ganen hasta $124.500 netos -una vez descontados aportes a la seguridad social- dejarán de pagar este impuesto con retroactividad a enero, monto a partir del cual se conformará una nueva escala de deducciones.

Aquellas personas incluidas en la nueva reglamentación que hicieron aportes en los primeros meses del año recibirán los importes retenidos en cinco cuotas a partir de julio, cuya forma de pago será informada por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en los próximos días.

La devolución de impuestos equivale a un esfuerzo fiscal de más de $40.000 millones y forma parte del paquete de medidas para morigerar el impacto de la segunda ola de coronavirus, que supone una inversión superior a la establecida en el Presupuesto 2021, de más de $480.000 millones o el equivalente de 1,3% del PBI. (Télam)