La comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados iniciará el próximo lunes el análisis del proyecto de que busca introducir una modificación en la Ley de Impuesto a las Ganancias para reducir las alícuotas que deberán pagar las sociedades comerciales, con el que buscan beneficiar a más del 90% de las pequeñas y medianas empresas.

La iniciativa enviada por el Poder Ejecutivo al Parlamento el viernes 9 de abril, modifica la iniciativa original presentada en marzo, con la propuesta de una estructura de alícuotas escalonadas con tres segmentos en función del nivel de ganancia neta imponible acumulada.

La reunión informativa del lunes, convocada para las 14 a través del sistema de videoconferencia, marcará el inicio del tratamiento del proyecto en la comisión que preside el oficialista Carlos Heller.

El texto elaborado por el Poder Ejecutivo establece un primer escalón de 25% para ganancias netas acumuladas de hasta $5 millones, alícuota que no sólo abarcará a las pymes sino también a la mayoría de las medianas empresas.

El segundo escalón de 30% para ganancias netas acumuladas de más de $5 millones y hasta $20 millones y un último segmento de 35% para ganancias netas acumuladas superiores a $20 millones.

Los dividendos distribuidos pagarán en todos los casos la alícuota de 7%, a través del impuesto cedular vigente.

"Este esquema que permite reducir el impuesto que pagarán las empresas de menores beneficios y mantenerlo para las de un tramo intermedio (que quedan en 30%); mientras que sólo se aumenta para empresas con beneficios más grandes", sostiene el proyecto en sus fundamentos.

Con este nuevo esquema, el 90% de las empresas pagarán una alícuota del Impuesto a las Ganancias más baja que la vigente en el período fiscal 2020.

De este modo, "se le da una orientación de política pública muy diferente a la concebida en la reforma de 2017", que preveía una reducción de alícuota a 25% para todas las empresas y se reserva esta tasa menor a aquellas sociedades que obtienen un nivel de renta de hasta $5 millones anuales de ganancia neta imponible.

Como el proyecto incorpora la aplicación de alícuotas marginales o sobre el excedente, las empresas que arrojen beneficios acumulados gravados superiores a $5 millones anuales pagarán una tasa de 30% por los montos excedentes de esa cifra y pasarán a abonar la alícuota de 35% por las rentas adicionales a $20 millones anuales.

Según el Poder Ejecutivo, "el uso de tasas marginales evita el incentivo a la subdeclaración, porque pasar de un tramo a otro solo da como resultado pagar la tasa más alta por el monto excedente y no por la totalidad como sucede con las tasas directas o plenas". (Télam)