La Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE) consideró hoy que el diálogo convocado por el Gobierno nacional a empresas y sindicatos permitirá "coordinar expectativas en torno a pautas inflacionarias y cambiarias viables y consistentes, con el objetivo de promover una mejora real en los salarios" para la "administración de la puja distributiva".

El informe mensual de la entidad enfatizó que "parece urgente generar ese diálogo tripartito" de empresas, trabajadores y Estado para coordinar expectativas en torno a pautas inflacionarias y cambiarias viables y consistentes, con el objetivo de promover una mejora real en los salarios, reactivar el consumo interno y cuidar el frente fiscal y externo".

"Administrar la puja distributiva deberá ser un eje central de la política económica", definió FIDE en un comunicado, y agregó que la dinámica de precios muestra un ritmo más acelerado que el promedio registrado en 2020.

El alza de los precios, "no obedece a un único factor: se destacan los efectos de la suba internacional de los alimentos, la presión por recomponer la tasa de ganancia de algunos sectores y el mayor ritmo devaluatorio de los últimos meses", sostuvo la fundación.

El análisis releva una serie de indicadores que reflejan una recuperación en la actividad de distintos sectores, como algunos rubros de la industria, la construcción privada y la obra pública, por lo cual se reafirma el "escenario base para 2021, de crecimiento del PIB de 5,6%".

Al respecto el informe constató que la actividad económica "continúa recortando caídas", mientras la utilización de la capacidad instalada en la producción industrial es la mayor en los dos últimos años, mientras "todo indica que en los próximos meses esa tendencia se profundizará".

Sin embargo, "la viabilidad de ese sendero de recuperación continúa muy condicionada por el devenir de la pandemia y sus implicancias, tanto a escala global como local" y lo sucedido con los plazos de entrega de las vacunas en Europa y en nuestro país "es una muestra de ello", adviritó FIDE. (Télam)