El Defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, reclamó hoy que se revise el contrato de concesión con Edesur que brinda el servicio eléctrico en la zona sur del conurbano, porque consideró que la empresa “no tiene la voluntad de invertir” para mejorar la prestación.

Lorenzino expuso hoy en la audiencia pública para la adecuación tarifaria de transición al 2023 convocada por el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), donde también destacó “la voluntad de elevar las tarifas por debajo y no por encima del salario, ya que tuvimos aumentos confiscatorios durante los últimos cuatro años”.

“Hubo subas de entre 3 y 4 mil por ciento, con la promesa de que las empresas iban a hacer inversiones. El caso más emblemático que sufrimos los y las bonaerenses es el de Edesur, que no tiene la voluntad de invertir, porque no lo hizo ni con tarifas onerosas ni con el subsidio de las mismas”, graficó.

En ese sentido, el Defensor del Pueblo pidió revisar la concesión de la empresa que presta servicio a entre seis y ocho millones de bonaerenses, y consideró: “no podemos seguir pensando que esta empresa va a seguir prestando tan mal servicio por los próximos 50 años”.

“Creemos en la razonabilidad, proporcionalidad y progresividad que estableció la Corte para las tarifas” sostuvo, y destacó la decisión oficial “de controlar a las empresas para que la gente pueda pagar los aumentos y no termine siendo un gasto lujoso un servicio esencial como es la electricidad”.

Por último, reiteró que hay que rever el carácter vinculante de las audiencias públicas y trabajar con los organismos de control en formatos más prácticos e inclusivos, porque “no pueden ser una catarsis colectiva donde se convalidan subas impagables”.

(Télam)