El director del Banco Central (BCRA) Agustín D'Attellis sostuvo hoy que las críticas a la medida de incentivo a los productores de soja para que adelanten sus liquidaciones "quizás tengan una intencionalidad política" de parte de "los grandes agroexportadores", y pidió a los beneficiarios del nuevo instrumento financiero que "hagan la cuentita" para comprobar que "le resulta conveniente" al obtener una ganancia que podría llegar a "alrededor del 15%".

"Ayer los escuché y, a no ser que no hayan dormido, ni habían tenido tiempo de hacer la cuenta", expresó, además de señalar que "no habían terminado de digerirla (la medida), de entenderla, y salieron a hacer declaraciones más de corte político que otra cosa".

Según D'Attellis, "el productor que se siente con su contador o su financista y haga la cuentita, se dará cuenta de que esto le resulta conveniente y la utilizará".

En declaraciones a Nacional Rock, el director de la autoridad monetaria remarcó que "la medida está apuntada a productores" y no a las cerealeras, pero que "generalmente" salen a opinar "voceros de los grandes agroexportadores que no están alcanzados por la medida y quizás tengan una intencionalidad política".

"Sabemos que hay sectores que están vinculados con determinado espacio político y entonces hacen su juego", acotó.

D'Attellis negó que exista un tratamiento preferencial al sector agropecuario, y subrayó que "atender la acumulación de reservas es un objetivo que apunta a sostener el ordenamiento macroeconómico y nos va a mejorar la vida a todos".

"Si agotaras las reservas y estos tipos te siguen empujando reteniendo, te ganan la pulseada y devaluás, perdemos todos", aseguró, al tiempo que manifestó que lo que se busca es "proteger la economía argentina, sobre todo para los sectores más vulnerables que serían los más afectados si ocurriera algo así por el traslado a los precios de los alimentos".

Luego de reiterar que se trata de una opción "voluntaria", precisó que el nuevo instrumento es "un incentivo que se generó para intentar adelantar parte de la producción que hoy está retenida por parte de los productores agropecuarios y que esos dólares ingresen en forma de reservas al Banco Central".

La necesidad de recurrir a esa medida se debe a que "se ha modificado el patrón de la estacionalidad en el proceso de acumulación de reservas", debido a "la disparada monumental de los precios internacionales de la energía" a raíz de la guerra entre Rusia y Ucrania.

En ese contexto, dijo que "comenzó a observarse que se lentificaba esa liquidación de exportaciones porque los productores agropecuarios entendían que podían necesitar ese dinero para hacer frente al pago de insumos a partir de septiembre".

"Hay producción que está retenida, se seguirá liquidando durante el resto del año, pero es un problema de estacionalidad", advirtió, para agregar que "en el segundo semestre del año hay para liquidar unos 22.000 millones de dólares".

Asimismo, señaló que en agosto "se abre una ventana en agosto que va a ser complicada para el mercado cambiario", al punto que "ayer el Banco Central terminó en una posición vendedora neta de 130 millones y salvo un par de días anteriores en el que terminó levemente positivo, se venían acumulando varios días en los que terminó con posición neta vendedora de dólares, cayendo el nivel de reservas".

"Como esto es bastante delicado, porque la Argentina requiere de acumular reservas a un ritmo sostenido para ir ordenando todo el resto de las variables, como la inflación y el tipo de cambio, es que le damos prioridad a esto", insistió.

D'Attellis consideró "atractiva" la opción abierta para los productores, "especialmente después de que la Reserva Federal subió muy fuerte la tasa de interés y eso generalmente dispara una caída en el precio de las commodities".

En consecuencia, sostuvo, el productor "dirá 'me adelanto y liquido', eso reforzará las reservas del Banco Central y bienvenido sea".

En cuanto al rédito que podrían obtener los productores, admitió que "es difícil cuantificar, pero al final del camino se puede tener una ganancia de alrededor del 15%". (Télam)