Representantes de la pequeña y mediana empresa, y legisladores de la oposición en la Ciudad de Buenos Aires, rechazaron hoy el nuevo impuesto a los Sellos sobre los consumos con tarjetas de crédito, incluido en el proyecto de Presupuesto 2021 del distrito.

La Asamblea de los Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) de la Ciudad consideró al respecto que "nunca es bienvenido un impuesto al consumo".

En declaraciones a Télam Radio, el vicepresidente de Apyme, Julián Moreno, manifestó que "los impuestos deberían gravar otras cuestiones, como los grandes patrimonios o transacciones financieras especulativas".

"En un país como la Argentina donde el consumo representa las dos terceras partes del producto, no podemos darnos el lujo de gravarlo con un impuesto cuando lo necesitamos como motor de la recuperación económica pospandemia", concluyó.

Por su parte, el legislador porteño del Frente de Todos Claudio Morresi señaló que "esto muestra en esencia lo que es Juntos por el Cambio, porque se opone al aporte extraordinario por única vez a 9.000 ricos e impone un impuesto a quienes compremos por tarjeta, es decir, a todos".

"Esto produce una complicación en un momento donde necesitamos que la economía se recupere rápidamente; estas medidas lo único que buscan es recaudar en vez de priorizar otras necesidades", evaluó Morresi. (Télam)