La producción anual de hidrocarburos en Formosa en el 2022 (en m3 de crudo/año) tuvo un incremento del 39% comparado con el 2021, y llegó a valores similares de producción del 2020, destacó hoy el gobierno provincial a través de una publicación en su web oficial.

El nivel de producción diario de hidrocarburos en Formosa (m3 de crudo/día) tuvo un incremento del 87% respecto del mismo mes del 2021, y de valores de 80 m3/día se pasó a consolidar un ritmo de producción diario de 150 m3/día hacia fines del 2022, informó la Dirección de Industria, Hidrocarburos y Minería de la provincia.

Detalla el informe que se logró contrarrestar el declino de la producción de las áreas con una política intensiva de inversiones, tanto en activación de pozos como de instalaciones de servicios y auxiliares.

En relación con la cantidad de pozos en producción se registró un incremento anual del 40%, de 10 pozos en producción se pasó a consolidar y activar 14 pozos en producción a fines del 2022; teniendo en cuenta que al inicio del 2021 eran cuatro los pozos activos.

En ese sentido, se mencionó que a partir del 1º de septiembre del 2022 la empresa Refsa Hidrocarburos opera con las tres áreas activas en la provincia de Formosa, en Palmar Largo, Chivil y el yacimiento “Surubí” que era explotado por una empresa de origen extranjero.

Destacan por eso que estos resultados favorables tienen que ver exclusivamente con una política intensiva de inversión que lleva adelante la empresa estatal Refsa Hidrocarburos, tanto en la activación de pozos de más de 3.700 metros de profundidad como también de la mejora en las instalaciones industriales y de servicios auxiliares, como de recambio de cañerías y otros del sistema de distribución.

Por otro lado se explica que se debe tener en cuenta además de la inversión que se realiza en la provincia en la activación de pozos, como también en la mejora de tendidos de cañerías y en la eficiencia del sistema de extracción de los yacimientos; se realizaron instalaciones para el manejo del crudo extraído, el agua de proceso y el sistema de acondicionamiento del mismo gas extraído; el monitoreo y telemedición de puntos críticos de control de la producción.

También se trabajó en el mantenimiento de las instalaciones de los yacimientos, caminos, predios y espacios de uso común en comunidades aledañas y otras mejoras relacionadas con la actividad productiva.

El crecimiento de los niveles de producción impacta directamente y generan beneficios importantes para el crecimiento y desarrollo de la región en este sector, se destacó en el informe.

(Télam)