La Cooperativa Popular de Electricidad de Santa Rosa (CPE) determinó implementar un sistema de refinanciación a fin de no cortar la prestación del servicio de telecomunicaciones, tras informar que la deuda acumulada por los usuarios es en la actualidad de $ 60 millones.

"La preocupación por la situación de la economía de las y los asociados ha llevado a la CPE a proponer planes para regularizar las facturas impagas, con un esfuerzo de todas las partes", informó la cooperativa en un comunicado de prensa.

La CPE recordó que ya en agosto de 2020, ante la merma en la facturación de los servicios por el impacto del Covid-19 el área de Telecomunicaciones puso en marcha un plan de refinanciación de deudas.

"El monto refinanciado desde entonces a la fecha equivale a un 23% de la facturación mensual de los servicios de telecomunicaciones pero la relación entre lo recaudado y la morosidad acumulada, sigue siendo preocupante", agregó le entidad.

La CPE señaló que "la difícil y compleja situación también se refleja en el porcentaje de usuarios y usuarias que pueden llevar al día el pago de los servicios de Telecomunicaciones (televisión por cable, internet y telefonía fija): en promedio, desde marzo de 2019, solamente en tres oportunidades se superó el 65% de cobro de la facturación del mes antes de su vencimiento".

"El resto se sumó a la deuda acumulada. Esto se traduce en el perfil temporal de la morosidad: promediada la deuda de los tres servicios, el 71% corresponde a facturas impagas de los últimos tres meses; el 20% a servicios vencidos entre cuatro meses y un año; y el restante 9% a deudas de más de un año", precisó la cooperativa.

(Télam)