Los precios del petróleo subieron hoy en Nueva York luego de que Washington ordenara que se liberen 50 millones de barriles de sus reservas estratégicas, en una acción coordinada junto con Gran Bretaña, Japón, Corea del Sur, India y China, con el objetivo de reducir los costos de la energía que afectan la inflación y por temor a que los países exportadores reduzcan su producción para sostener los valores del crudo.

El barril de la variedad WTI ganó 2,6% para cerrar en 78,80 dólares; mientras que el tipo Brent aumentó 3,6% y se pactó en 82,60 dólares, según cifras suministradas por el Nymex.

En concreto, 32 millones de barriles serán puestos a disposición durante los próximos meses a través del mecanismo de intercambio, liberando así un volumen de petróleo que eventualmente regresará a la Reserva Estratégica de Petróleo en los próximos años de manera automática, mientras que otros 18 millones de barriles corresponderán a una aceleración en los próximos meses de la venta de petróleo que el Congreso de EEUU había autorizado previamente.

La decisión de la Casa Blanca apunta a moderar la suba de precios de los combustibles, frente a la proximidad de la temporada invernal y las fiestas de fin de año que comienzan pasado mañana con el Día de Acción de Gracias y donde se pronostica que millones de personas se van a desplazar por todo el país.

Los precios de las naftas rondan los 3,40 dólares el galón, más de un 50% que hace un año, lo que equivale a un precio de 90 centavos de dólar por litro.

El presidente de los EEUU, Joseph Biden, dijo hoy que "si bien nuestras acciones combinadas no resolverán los problemas de los altos precios de los carburantes de la noche a la mañana, marcarán la diferencia, pero la solución llevará tiempo, en poco tiempo debería ver caer el precio de la gasolina donde llena el tanque".

Click to enlarge
A fallback.

Poco después del anuncio de los Estados Unidos, India dijo que liberaría 5 millones de barriles de sus reservas estratégicas. El gobierno británico confirmó que liberará hasta 1,5 millones de barriles de su arsenal. Japón y Corea del Sur también participan de la iniciativa aunque no precisaron cifras.

Funcionarios de la administración Biden consideraron que se trata del mayor lanzamiento coordinado de las reservas estratégicas globales de la historia.

El portavoz del primer ministro Boris Johnson, Max Blain, dijo que era "un paso sensato y mesurado para apoyar a los mercados globales" durante la recuperación de la pandemia. Blain agregó que las empresas británicas estarán autorizadas pero no obligadas a participar en el lanzamiento.

Más allá del anuncio, en el mercado se impuso el temor y ahora se espera una nueva respuesta por parte de los estados productores de crudo, especialmente de Arabia Saudita y Rusia que lideran el cartel de la OPEP+.

La demanda aumentó por cobertura a la espera de la respuesta de la OPEP+ que se reunirá el próximo 2 de diciembre para definir cuál será la estrategia de producción, a partir de 2022.

Hasta ahora se mantiene un incremento de la producción de unos 400.000 barriles diarios hasta fin de año.

En tanto, el precio del gas natural se incrementó 5% y cerró en 5 dólares por millón de BTU.

Finalmente, el oro volvió a quebrar el piso de los 1.800 dólares y cerró con una caída de 0,9% a 1.794 dólares por onza. (Télam)