Las acciones tecnológicas en Wall Street continuaron hoy con un proceso de corrección de precios y dejaron al resto de las acciones con resultados mixtos, a excepción de aquellas que presentaron balances con resultados superiores a las estimaciones del mercado.

Así el índice industrial Dow Jones ganó 0,3%, el ampliado S&P 500 cerró en equilibrio mientras que el tecnológico Nasdaq cedió 0,6%, según cifras suministradas por la agencia Bloomberg.

Los inversores contaron hoy con datos estadísticos a los que reaccionaron, entre ellos las actas de la última reunión de la Reserva Federal, que consideró necesario mantener la expansión monetaria porque Estados Unidos está lejos de sus objetivos a largo plazo.

También el Departamento de Comercio informó que las ventas minoristas subieron un 5,3 % en enero, lo que lleva a pensar en que podría aumentar la inflación, y los precios al productor tuvieron su mayor incremento desde 2009 por el aumento en el coste de los bienes y servicios, lo que refuerza ese temor.

La rentabilidad del Bono del Tesoro a 10 años llegó al 1,33 %, un máximo no visto desde febrero de 2020, lo que puede atraer a inversores hacia este activo más seguro.

En el Dow Jones, se destacaron las subas de Verizon Communications (+5,2%) y Chevron (+3%), después de que Warren Buffett, dijera que hizo importantes nuevas inversiones en ellos en la segunda mitad del año pasado. También se destacó Home Depot (+2%).

Los precios de la energía volvieron a subir, lo que se sumó a un fuerte aumento el día anterior debido al clima gélido que ha afectado a gran parte de Estados Unidos.

Wall Street muestra una opacidad que desde hace semanas que no se veía, a partir de la decepción por la sanción de un nuevo paquete de estímulo está ganando lugar en Manhattan y los negocios no muestran signos de reacción.

La atención sobre las actas de la reunión de la FED fue central, ya que mostraron que el banco central creía que la pandemia de coronavirus en curso aún presenta riesgos considerables para la economía.

Las actas también reflejaron el apoyo a mantener bajas las tasas de interés para impulsar la economía y ayudar a millones de estadounidenses a recuperar los trabajos perdidos.

En Europa, los mercados reaccionaron a la baja nuevamente debido a la posibilidad de un repunte de la inflación que pueda afectar los niveles de deuda de los estados miembros de la UE.

Las apuestas a un repunte de la inflación llevaron los rendimientos de los bonos alemanes a su nivel más alto en casi un año.

En este contexto, el índice líder Euro Stoxx 50 perdió 0,7%, y el FTSE bajó 0,6%.

El DAX 30 de Frankfurt cedió 1,1% en la misma proporción que el MIB de Milán, mientras que el CAC 40 de París se replegó 0,4% al igual que el IBEX 35 de Madrid. (Télam)