El contexto internacional mejora para el país a medida que la actividad económica mundial se normaliza, pues ya van cinco meses de avance ininterrumpido, vuelve a crecer Brasil y los términos del intercambio son más favorables, con lo cual el frente externo "se posicionó en octubre nuevamente como un factor que podría propiciar el crecimiento", destacó la Gerencia de Estudios Económicos del Banco de la Provincia de Buenos Aires.

Según su último informe, los términos del intercambio "se mantienen elevados en la comparación histórica" y en los últimos meses "se han visto favorecidos por el rebote de las cotizaciones internacionales de nuestros productos de exportación".

La mejora de este indicador es de 9,9% respecto de los valores de abril pasado, aunque en términos interanuales la variación fue de -0,8%, debido a la suba de 3,2% en los precios de importación, frente al avance de 2,4% en los de la exportación.

A la vez, la industria de Brasil "ya se encuentra por encima de su nivel pre pandémico", destacó el estudio del banco bonaerense.

En octubre la producción manufacturera del socio del Mercosur creció 1,1% en términos mensuales, el sexto guarismo positivo consecutivo, y se ubicó así 1,4% por encima del nivel anotado en febrero, antes de la pandemia.

La producción fabril brasileña avanzó 0,3% interanual en octubre, tras crecer 3,7% en septiembre, cuando interrumpió diez meses seguidos de resultados negativos; en tanto, el acumulado del año aún exhibe números rojos (-6,3%).

"Se estima que seguirá la recuperación de Brasil, que lograría crecer 3,45% en 2021, impulsado por el crecimiento de 5% de la industria", proyectó el análisis. A su vez, la consultora Oxford Economics destacó la recuperación de la movilidad en ese país, que a comienzos de diciembre mostró "la recuperación más sólida, con sólo un 5.2% por debajo de los niveles prepandémicos".

El estudio del Banco Provincia constató por otra parte que el comercio mundial "registra mejoras", aunque sigue afectado por la pandemia: los datos más recientes del intercambio y la producción industrial global mostraron una recomposición en octubre y "aminoraron su contracción", si bien "aún se ubican en niveles inferiores a los anotados en 2019".

En tanto, la liquidez global (componente que perdió relevancia por el mayor cierre de la economía) exhibe "una mejora significativa en los últimos meses, a partir del sesgo expansivo de los principales bancos centrales".

Ello se ve reflejado en que las tasas de la FED (Reserva Federal de Estados Unidos) se mantienen negativas en términos reales en -1,1%, un detrimento de más de 100 puntos básicos respecto de los valores de mayo pasado (-0,2%), puntualizó el informe.

Hacia adelante, agregó, "se prevé que lentamente las condiciones internacionales seguirán recuperándose".

"Si bien los principales socios comerciales de la Argentina continúan afectados fuertemente por la pandemia, las mejoras observadas hasta el momento podrían consolidarse, dado el reciente optimismo suscitado por la aprobación de diferentes vacunas", indicó el estudio.

Asimismo, según el reciente informe del FMI, las cotizaciones de las materias primas seguirán creciendo (con subas esperadas en 2021 de 32% para el petróleo y de 5,1% para el resto de los commodities) en un marco en el que las condiciones de liquidez continuarían siendo favorables, de acuerdo con la FED.

El informe tomó nota de la evolución reciente de los productos alimenticios, ante la perspectiva de una oferta más ajustada en el hemisferio sur y la mayor demanda de China, que favoreció la cotización de la soja.

Pese a las perspectivas favorables, el análisis bonaerense alertó en su conclusión que "siguen existiendo importantes riesgos en el corto plazo que pueden truncar las previsiones, principalmente si el control sanitario no muestra resultados contundentes y se deben realizar nuevos confinamientos". (Télam)