La siembra de maíz y girasol continuó sobre el centro y el norte del área agrícola del país, con escasos avances en el caso del grano amarillo y un considerable progreso de 10 puntos porcentuales en la oleaginosa, indicó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).

De esta forma, el área sembrada con trigo suma 1,65 millones de hectáreas de un total proyectado de 7,1 millones de hectáreas.

Durante la última semana también avanzó la cosecha de trigo en el NOA y NEA, con bajos rindes a causa de la falta de lluvia en la etapa de maduración.

La implantación de maíz temprano se concentró sobre el área central del país con un escaso avance en torno a los dos puntos porcentuales, que le permitieron alcanzar a cubrir 23,2% de las 7,1 millones de hectáreas estipuladas para el cereal.

Por su parte, el progreso intersemanal de siembra de girasol fue de 9,9 puntos porcentuales y a la fecha se logró cubrir el 38,9 % de las 1,65 millones de hectáreas estimadas para el cultivo.

El aumento de la temperatura impulsó la siembra sobre el centro y sur del área agrícola nacional, manteniendo un adelanto interanual de 11,7 puntos porcentuales, explicó la BCBA.

Click to enlarge
A fallback.

"Se espera que los recientes registros de lluvias impacten de manera positiva, no solo en el progreso de siembra, sino también en la recuperación de los cuadros emergidos que transitan desde expansión foliar hasta comienzos de floración", marcó la entidad.

Por el lado del trigo, en las regiones NOA y NEA continuó la recolección de lotes, al mismo tiempo que se inició la trilla de los primeros cuadros en el Centro-Norte de Santa Fe.

Hasta el momento, los rindes promedio se ubicaron entre 8 y 12 quintales por hectárea, aunque "las lluvias sobre el centro y noreste del área agrícola que se registraron a último momento "seguramente favorezcan el llenado y permitan compensar, al menos parcialmente, el bajo número de macollos producidos debido al déficit hídrico que atravesó durante su ciclo". (Télam)