Experiencias de organizaciones de la agricultura familiar campesina e indígena vinculadas a políticas públicas, con una fuerte perspectiva de género y revalorización del rol de la mujer como guardiana de semillas, fueron compartidas en el Seminario internacional "Semillas y Patrimonio Biocultural" de la Reunión Especializada en Agricultura Familiar (REAF).

En la búsqueda de nuevas perspectivas sobre el rol de la Agricultura Familiar Campesina e Indígena en un mundo complejo, interpelado por la pandemia de Covid-19, el encuentro -con la presidencia pro témpore de Argentina- contó con la participación de representantes de países de la región, referentes de organizaciones del sector y especialistas en el tema.

"El acceso a la alimentación constituye como un derecho humano esencial; por eso hemos propuesto el Programa SemillAR; entendemos que la apropiación de la semilla no puede estar librada a las fuerzas del mercado", señaló el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, en el inicio del evento.

Según Basterra, "la ley de Recursos Genéticos debe ser un objetivo material concreto en nuestro país; y este debate debe nutrirse con los debates y avances de otros países y estar en permanente revisión de las normas que garanticen el desarrollo de la vida".

Basterra estuvo acompañado por el secretario de Agricultura Familiar Campesina, Miguel Ángel Gómez; el presidente del Instituto Nacional de Semillas, Joaquín Serrano; la presidenta del INTA, Susana Mirassou; el subsecretario de Relaciones Interinstitucionales del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (Mincyt), Pablo Núñez; y el secretario técnico de la REAF, Lautaro Viscay.

"El Programa SemillAR surge de una idea sencilla pero potente que nos va a fortalecer camino a la construcción de nuestra soberanía alimentaria; poder decidir qué queremos producir, cómo y para quién; en cada semilla recuperada hay un trozo de la historia de nuestro pueblo", destacó Gómez.

El seminario planteó revalorizar el rol de la agricultura familiar campesina e indígena en general y de las mujeres en particular; y analizar los riesgos y oportunidades de la región en cuanto a los recursos fitogenéticos en general, y a las semillas nativas y criollas en particular.

Asimismo, buscó construir el cuadro de situación respecto al acceso, protección y desarrollo de semillas nativas y criollas en la región; compartir y analizar el marco legislativo internacional; y poner en común las políticas públicas de cada país de la región.

Brindaron su testimonio Josuan Sturbelle Schiavon de Movimientos de los Pequeños Agricultores (MPA) de Brasil; el presidente del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe) de Paraguay Gabino Caballero; Fernando López, representante uruguayo de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores Familiares del Mercosur (Coprofam), y el presidente del Movimiento Unitario Campesino y Etnias de Chile (Mucech), Orlando Contreras, entre otros. (Télam)