La siembra de girasol comenzó esta semana en el centro y el norte de la provincia de Santa Fe con las primeras 620 hectáreas, y las estimaciones de los productores dan cuenta de un aumento del 20% de la superficie destinada a ese cultivo respecto de la campaña anterior, informaron hoy fuentes del sector.

El informe semanal que confeccionan el Ministerio de la Producción de la provincia y la Bolsa de Comercio de Santa Fe indica que la implantación de girasol comenzó "lenta, en lotes con buena disponibilidad de agua útil en la cama de siembra" en 620 hectáreas.

Las proyecciones del sector sobre esta campaña llegan a unas 124.200 hectáreas, lo que representa un crecimiento del 20% respecto de las 103.500 que cubrió ese cultivo en la temporada 2021/2022.

Ese aumento se sustenta en una mayor disponibilidad de lotes, que no fueron sembrados con trigo, y el acceso a los insumos con cierta anticipación, particularmente semillas.

Esta semana continuó la cosecha del maíz tardío o de segunda, que llegó al 75% de la superficie sembrada, con un progreso intersemanal de 15 puntos y un retraso de 17 en comparación con igual época de la campaña pasada.

Los rendimientos promedio logrados desde los inicios de la recolección hasta ahora oscilaron desde 60 a 85 quintales por hectárea, con mínimos de 30 y máximos de 95 a 105 quintales.

Como es habitual, los mejores rindes se consiguieron en los departamentos del sur del área de estudio (San Martín y San Jerónimo), donde fluctuaron entre los 75 y los 105 quintales.

En el centro (departamentos Castellanos, Las Colonias, La Capital, San Cristóbal y San Justo) fueron de los 70 hasta los 100 quintales, mientras que en el norte (9 de Julio, Vera, General Obligado y noroeste de San Javier) variaron entre los 45 y los 70 quintales en promedio.

La totalidad de los maizales se encontró en estado de madurez fisiológica, dependiendo su recolección de las características climáticas, con pocas horas de sol y elevados porcentajes de humedad ambiental o de grano.

El aspecto sanitario en general fue muy bueno, sin presencia de plagas ni de enfermedades.

También se está llevando a cabo la recolección del algodón, con un avance del 95% de las 55.000 hectáreas sembradas en esta campaña y un progreso de 3 puntos porcentuales en la semana.

El rendimiento promedio alcanzado en los lotes cosechados fluctuó desde los 8 y 11 quintales en los lotes menos productivos y de entre 14 y 15 quintales en los mejores. (Télam)