La reunión entre representantes del Gobierno nacional y el porteño por el traspaso de las 32 líneas de colectivos que circulan dentro de la Ciudad de Buenos Aires comenzó esta tarde en las oficinas del Ministerio de Transporte de la Nación, se informó oficialmente.

Por parte de Nación están presentes el secretario de Transporte, Diego Giuliano; la subsecretaria, Laura Labat; el subsecretario de Política Económica y Financiera, Carlos Vittor; y el director nacional de Transporte Automotor, Alejandro Storello.

En representación de la Ciudad se encuentra en la reunión la secretaria de Transporte, Manuela López Menéndez; la subsecretaria de Planificación de la Movilidad, Lucia Capelli; y la gerente operativa de Colectivos, Natalia Neri.

En febrero último, Nación y Ciudad mantuvieron varias reuniones para delinear los pasos a seguir para que la administración porteña se haga cargo de las líneas de colectivo que circulan por su territorio, ya que actualmente esta jurisdicción es la única del país que no realiza aportes para financiar su propio transporte público.

Ante la falta de propuestas y aportes de CABA para el sostenimiento de su sistema de transporte, Nación confirmó que elaboraría un proyecto de acta acuerdo para que la administración porteña se haga cargo de sus líneas de colectivo, pero la discusión se dilató hasta hoy sin ningún resultado.

En los últimos cuatro años el aporte del Gobierno porteño a su sistema de transporte automotor de pasajeros fue decreciendo en detrimento de los aportes realizados por el Gobierno nacional que compensó, sistemáticamente, esa retirada.

En 2019, el sistema de transporte automotor porteño se financiaba 81% con fondos de la Ciudad y 19% de la Nación.

Un año después, en 2020, el Gobierno porteño aportó el 51%, mientras que Nación casi triplicó su aporte, al llevarlo a 49%.

En 2021, la proporción de aporte se invirtió, siendo la administración nacional la que más contribuyó al financiamiento del transporte porteño con un 56%, mientras que CABA aportó tan sólo el 44%.

En este 2022, el Gobierno de la Ciudad destinó cero pesos para financiar las 32 líneas de colectivos que circulan por territorio porteño, siendo Transporte quien absorbió el 100% de las compensaciones. (Télam)