La nueva tarifa de subte, de 42 pesos, comenzó a regir hoy, lo que representa un incremento del 40% en relación al valor vigente hasta ayer.

De esta forma, entró en vigencia el cuadro aprobado en el marco de la audiencia pública de rigor realizada el mes pasado.

Jubilados, pensionados, personas con discapacidad, personas trasplantadas y estudiantes primarios y secundarios seguirán viajando gratis y continuarán vigentes la tarifa social y los descuentos por pasajero frecuente, informó la empresa.

Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) aprobó mediante la Resolución N° 17/22 la actualización de la tarifa del subte, por el cual el valor del pasaje pasó de 30 pesos a 42 pesos, mientras que el Premetro cuesta desde hoy 15 pesos.

La modificación del cuadro tarifario del subte porteño fue tratada y aprobada en una audiencia pública celebrada el 26 de agosto pasado.

El aumento se implementa "con el objetivo de seguir garantizando el mantenimiento y correcto funcionamiento del servicio, y en línea con la actualización tarifaria implementada por el Gobierno nacional para el resto del transporte público del AMBA", informó la empresa en un comunicado.

Además, recordó que continuará vigente el descuento de la Red Sube y el beneficio para pasajeros frecuentes, que contempla que el usuario se le aplican automáticamente descuentos de 20%, 30% y 40% una vez que se superen los 20, 30 o 40 viajes mensuales respectivamente.

También seguirán rigiendo los pases para jubilados y pensionados, y para personas con discapacidad, para personas trasplantadas y en lista de espera –todos ellos pueden viajar gratis-, el boleto estudiantil –que también es gratuito-, y los abonos social, maestro y estudiantil, para alumnos de escuelas secundarias y terciarias.

El abono social está destinado a beneficiarios de planes sociales administrados por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, del programa Ciudadanía Porteña; beneficiarios del Plan Jefes y Jefas de Hogar; personas en situación de desempleo crónico o recurrente; y personas que acrediten poseer ingresos familiares que se encuentren por debajo de la canasta básica familiar que publica el Indec.

También incluye a personas que acrediten encontrarse en situación de indigencia; beneficiarios del subsidio por la tragedia de Cromañón; excombatientes de Malvinas; aquellos grupos identificados por normas vigentes de la Ciudad de Buenos Aires con necesidades especiales o en situación de alta vulnerabilidad social, se informó. (Télam)