La empresa Trenes Argentinos comenzó los trabajos en el terraplén sobre el río Salado que servirá para montar un nuevo puente por donde correrán las formaciones del Belgrano Cargas, como parte de la megaobra para rodear la ciudad de Santa Fe.

Fuentes de la firma que conduce Martín Marinucci dijeron que los trabajos forman parte del Plan de Modernización del Transporte Ferroviario que impulsa el Ministerio de Transporte de la Nación, que encabeza Alexis Guerrera.

La obra evitará que los trenes de carga circulen dentro de la capital santafesina.

Se trata de la primera circunvalación ferroviaria para el transporte de mercancías y que permitirá, entre otros beneficios, aumentar la capacidad de carga, reducir los tiempos de viaje y los costos logísticos, mayor conectividad dentro de la ciudad y disminuir los accidentes viales, además de impulsar las economías regionales y la productividad nacional.

Actualmente, las formaciones atraviesan el entramado urbano a una velocidad de 20 kilómetros por hora, demorando la conexión entre el puerto de Timbúes y Laguna Paiva en 10 horas, atravesando 62 pasos a nivel en el Gran Santa Fe y complicando el tránsito local.

Una vez finalizados los trabajos, se incrementará de dos a diez los trenes que trasladarán las mercancías y podrán hacerlo a una velocidad de 65 kilómetros por hora, achicando la demora a 2:30 horas.

Click to enlarge
A fallback.

También, se eliminarán las interrupciones dentro de la ciudad, garantizando mayor seguridad para los más de 500.000 habitantes.

Con los trabajos se potenciará la red ferroviaria del Belgrano Cargas, que une el norte argentino, con los puertos de exportación del Gran Rosario y de esa manera se fortalece la contribución para un nuevo récord del transporte de mercancías, el crecimiento de la economía nacional y se consolida una alternativa económica, sustentable y eficiente a los productores regionales. (Télam)