La demanda de combustibles durante mayo registró una mayor participación de los productos premium dentro del total de ventas, aunque todavía se encuentra entre un 10% para el gasoil y un 20% para la nafta por debajo de los niveles previos a la pandemia.

Así se dio a conocer hoy en la presentación a la prensa del informe de demanda de combustibles líquidos en estaciones de servicio de la la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha).

El trabajo destacó que la venta de combustibles retrocedió en mayo 8,1% respecto de abril, con mayor incidencia en las naftas que en el gasoil, mientras que frente a igual de mes de 2020 marcó una mejora de 33,2%.

En cuanto a la composición por productos, se destacó que la participación de ventas de nafta premium dentro del volumen de ventas totales del canal minorista de naftas aumentó 2,8 puntos porcentuales con relación a mayo de 2020.

El informe relevó que en mayo último la participación de los productos de mayor valor en surtidores alcanzó el 24,8% del total de ventas, mientras que en mismo mes de 2020 era de 22%.

No obstante, la caída en volumen general para la nafta premium alcanza el 20% respecto a lo que se vendía en la prepandemia, es decir febrero 2020, lo que refleja un traspaso importante a la nafta súper.

En cuanto a la participación de ventas de gasoil grado 3 o premium dentro del volumen de ventas totales del canal minorista aumentó con relación a mayo de 2020, desde 21,7% en ese mes a 26,2 % en mayo de 2021.

Se traduce, así, en un aumento de 4,5 puntos porcentuales de participación, aunque también se encuentra por debajo de los niveles previos a la pandemia en un 10,8%. (Télam)