El mercado de futuros de granos de Chicago registró hoy cierres dispares para el trigo por esperadas mejoras productivas en Europa y la soja por la aceleración de la siembra en Estados Unidos, en tanto hubo un repunte para el maíz apuntalado por una buena demanda externa, consignó la Bolsa de Comercio de Rosario.

La soja finalizó la jornada con un saldo dispar, con bajas en las posiciones más cortas (como julio, que cayó US$ 4,87, 0,83%, hasta US$ 578,44 la tonelada) y alzas en las más largas (como noviembre, que subió US$ 0,92, 0,17%, hasta US$ 514,23).

Una siembra de soja estadounidense por encima de lo esperado podría haber afectado negativamente los precios; y el incremento de la superficie sembrada en la India en torno a 10%, lo que también pudo haber pesado en la baja de precios.

En el caso del maíz, la rueda de hoy terminó con leves ganancias: la posición julio subió US$ 2,26 (0,88%), hasta US$ 259,14 la tonelada.

El cereal fue apuntalado por una buena demanda externa, principalmente china, y potenciales limitaciones de lluvias en las zonas productoras de los Estados Unidos; no obstante, sostenidas tomas de ganancias limitan fuertemente las alzas del cereal.

En tanto, el trigo cerró dispar, con caídas en sus posiciones más cercanas y subas para las más lejanas.

Así, la posición julio bajó US$ 0,64 (0,25%) hasta US$ 256,47 la tonelada; mientras que la posición marzo de 2022 subió US$ 0,09 (0,03%) hasta US$ 259,87 la tonelada.

La asociación europea de comercio de cereales (Coceral) incrementó su estimación de la producción de trigo europeo a casi 131 millones de toneladas frente a la última revisión, lo que impulsaría hacía abajo los precios.

La baja en la condición del trigo de invierno motiva las alzas de las posiciones a partir de julio de 2022. (Télam)