Los precios de los principales granos en el mercado de futuros de Chicago cerraron hoy con resultados dispares, presionados por el buen clima que favorece el desarrollo de los cultivos en los Estados Unidos.

La soja concluyó la jornada con un saldo dispar, con el contrato con vencimiento más próximo en leve alza y el resto de las posiciones finalizan con caídas, consignó la Bolsa de Comercio de Rosario.

Así, mientras la soja con entrega en julio subió US$ 0,46 (0,07%) hasta US$ 582,85 la tonelada; el contrato agosto bajó US$ 0,73 (0,13%) hasta US$ 560,53 la tonelada.

El buen clima que favorece el desarrollo de los cultivos estadounidenses presionaría los precios a la baja.

Además, el crushing (molienda) estadounidense en abril estuvo por debajo de lo estimado en la previa por los operadores, sumando a las presiones bajistas.

Sin embargo, la escasez de suministros en el mercado disponible limita las caídas.

En el caso del maíz, el cereal también culminó la rueda con saldo dispar, con alzas en sus posiciones con vencimiento más cercano y retrocesos en el resto de las posiciones.

La posición julio subió US$ 3,44 (1,35%) hasta US$ 253,43 la tonelada; mientras que en el contrato diciembre cayó US$ 2,17 (1,01%) hasta US$ 211,51 la tonelada.

Un clima más benevolente para el desarrollo del cultivo en el Medio Oeste norteamericano ejerce presión sobre los precios.

Sin embargo, la robustez evidenciada en el mercado disponible estadounidense limita las caídas; y la sólida demanda para exportación también daría soporte al mercado.

Por su parte, los futuros de trigo concluyeron el día con caídas generalizadas, que en el caso del contrato más corto fue de US$ 2,76 (1,06%) hasta US$ 257,11 la tonelada.

Estas bajas fueron impulsadas por la mejora climática en Estados Unidos, en particular para las Planicies, región triguera por excelencia, presiona a la baja a las cotizaciones. (Télam)