El presidente chino Xi Jinping comprometió hoy ayuda por US$ 3.000 millones para los países en desarrollo en la lucha contra la pandemia, durante una reunión virtual de los dirigentes del foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC).

Estos fondos suplementarios, que se suman a una promesa similar lanzada en mayo, se destinarán a "respaldar la lucha contra el covid-19 y la recuperación económica y social en otros países en desarrollo", dijo Xi Jinping según las agencias Xinhua y AFP.

En una intervención por videoconferencia, el dirigente chino añadió que su país suministró a países en desarrollo más de 500 millones de dosis de vacunas anticovid.

La cumbre anual de APEC, foro integrado por 21 países y territorios de Asia y Pacífico incluidos México, Perú o Chile, está prevista para noviembre en Nueva Zelanda.

Pero el contexto extraordinario de la pandemia requirió convocar una reunión virtual de urgencia, organizada en menos de cinco días, en la que participaron los presidentes estadounidense Joe Biden y ruso Vladimir Putin.

Washington ha acusado a Pekín de falta de transparencia sobre los orígenes de la pandemia, lo que se suma a las tensiones existentes en temas como los aranceles y el trato a los uigures en la región china de Xinjiang.

El gigante asiático ha prometido miles de millones de dólares de ayuda, equipamiento médico y vacunas a países de todo el mundo estos últimos meses, al tiempo que controla la epidemia en su propio territorio.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, está a cargo de la organización de la cumbre de noviembre, foro que incluye también a México, Chile y Perú.

"Es una oportunidad única de reunir a los líderes de la APEC para debatir cómo superar la crisis sanitaria en nuestra región y acelerar la recuperación económica", declaró antes de la reunión al señalar que era necesaria una mejor cooperación transfronteriza mientras el mundo lucha contra variantes de rápida propagación y la consecuente crisis económica.

Antes de las conversaciones de los líderes de países que representan el 60% del PIB mundial, la Casa Blanca dijo que Estados Unidos pretendía servir "como arsenal de vacunas para la región".

Funcionarios estadounidenses dijeron que sería la primera oportunidad del presidente Biden de reunirse con muchos de los líderes de la APEC desde que asumió el cargo, lo que le permitirá subrayar el objetivo de Washington de tener una región indopacífica "libre y abierta".

(Télam)