El Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) chileno exhibió su mayor incremento en los últimos 29 años, de 14,1% durante abril, en comparación con el mismo mes del año anterior, indicó hoy el Banco Central en su informe mensual.

De está forma se superaron las expectativas de los expertos, que esperaban un crecimiento de alrededor del 10%.

La entidad indicó que "la serie desestacionalizada disminuyó 1,4% respecto del mes previo y aumentó 12% en 12 meses", tras aclarar que abril pasado registró la misma cantidad de días hábiles que igual mes de 2020.

Según la Encuesta de Expectativas Económicas del Banco Central, el crecimiento interanual fue el mayor desde septiembre de 1992, cuando se registró un salto de 15,2%.

El repunte se debió, en buena medida, a "una mayor adaptación de los hogares y empresas a la emergencia sanitaria asociada a la Covid-19", según explicó el presidente del Banco Central, Mario Marcel.

A la vez, "la caída del Imacec desestacionalizado fue explicada por el desempeño de los servicios, que reflejó el aumento de las restricciones a la movilidad de las personas, respecto del mes anterior".

La institución detalló un aumento de 3,8% de la producción de bienes, "explicado por el desempeño de la industria manufacturera, que creció 11,3%, y, en menor medida, por el alza de la minería, que creció 4,1%".

El resto de bienes disminuyó 1,0%, resultado asociado a la caída de la construcción, mientras la actividad comercial creció 33,1%, impulsada por las ventas mayoristas y minoristas, y en menor medida, por el comercio automotor.

Por otra parte, de acuerdo con el informe los servicios crecieron 16,3%, resultado que se explica principalmente "por el desempeño de los servicios personales, en particular de educación y salud", y en menor medida, la suba de los servicios empresariales, transportes, y restaurantes y hoteles. (Télam)