La empresa cementera Holcim inauguró hoy una línea integral de producción de cemento en la planta de la localidad cordobesa de Malagueño, para la cual invirtió US$120 millones, en un evento que contó con la participación virtual de los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

La iniciativa permitirá que Holcim cuente con un nuevo horno y un molino vertical de última generación y con un nuevo centro de despacho de 3.000 metros cuadrados con una capacidad aproximada de 120.000 bolsas por día (equivalentes a 6.000 toneladas), informó la compañía en el evento

Además, la obra incluyó la construcción de una línea de producción de clinker -materia prima necesaria para la producción de cemento-, que permitirá incrementar la capacidad en 512 mil toneladas más durante el año, lo que significa un aumento del 45%.

Asimismo, se creó una línea de molienda de cemento que posibilitará producir 630 mil toneladas adicionales, representando un incremento de la capacidad en un 70% para alcanzar 4,7 millones de toneladas de producción anual.

"Con esta ampliación de nuestra capacidad se podrían construir más de 450 kilómetros de autopistas y más de 7,2 millones de metros cuadrados de viviendas, equivalente a más de 72.000 casas", graficó la empresa.

Al respecto, el CEO de Holcim Argentina, Christian Dedeu, señaló que "la nueva línea es una gran apuesta al mercado interno y responde a la creciente demanda nacional de materiales para la construcción residencial, inversión privada y obras de infraestructuras".

Del encuentro también formaron parte el vicegobernador de Córdoba, Manuel Fernando Calvo; el ministro de Industria, Comercio y Minería provincial, Eduardo Accastello; y el intendente de Malagueño, Pedro Ciarez. (Télam)