Los depósitos a plazo fijo presentaron en octubre una contracción en términos reales luego de tres meses consecutivos de subas, según el Informe Monetario Mensual del Banco Central de la República Argentina (BCRA) difundido hoy.

La caída resultó generalizada en todos los estratos de monto y los diversos instrumentos disponibles (ajustables por CER y en pesos); y la principal baja se dio en el segmento mayorista en pesos, en el que son importantes los Fondos Comunes de Inversión de Money Market, precisó el BCRA.

Los depósitos a plazo fijo en pesos del sector privado habrían registrado en octubre una contracción de 1,3%, luego de tres meses consecutivos de variaciones positivas, pero a precios constantes todavía persisten en niveles marcadamente superiores a los del registro promedio de 2010-2019, aclaró.

En octubre la Base Monetaria se ubicó en $3.009 billones, con un aumento nominal promedio mensual de 2,5%; que se explicó fundamentalmente por las operaciones del sector público que, en lo que va del año, representaron 1,9% del PBI, registro inferior al del primer año de la pandemia y al de los años 2015 a 2017.

En tanto, los medios de pago habrían registrado en octubre un aumento (1,5%), tras dos meses de estabilidad, impulsados por los depósitos a la vista no remunerados, aunque el circulante en poder del público también aportó positivamente a la variación.

Entre los factores que impactaron en la evolución de los medios de pago transaccionales en octubre se destaca el ingreso de tramos de ajustes salariales acordados en paritarias por varios gremios, lo que se reflejó en el crecimiento de los depósitos a la vista transaccionales durante los primeros días del mes; y la demanda de dinero transaccional fue el mayor movimiento turístico.

Click to enlarge
A fallback.

La liquidez bancaria amplia en moneda local continuó en niveles históricamente elevados y en moneda extranjera presentaron variaciones negativas; y los préstamos al sector privado continuaron con la tendencia bajista del mes previo.

Por su parte, los depósitos del sector privado comenzaron a caer en la segunda parte del mes: el saldo promedio mensual se ubicó en US$ 16.273 millones, lo que implicó una caída de alrededor de US$ 80 millones respecto de septiembre.

En un contexto en que el ritmo de caída de los préstamos fue superior al de los depósitos, la liquidez bancaria en moneda extranjera registró un incremento de 1,8 p.p. en el mes, con aumentos en la cuenta corriente en el BCRA y el efectivo en bancos; así, la liquidez del sistema financiero continuó en niveles elevados, ubicándose en 79,8% de los depósitos.

Por su parte, los préstamos en pesos al sector privado no financiero registraron una tasa de expansión positiva a precios constantes, con aumentos en todas las líneas; sin embargo, se destacaron particularmente las líneas comerciales de corto plazo (documentos descontados y adelantos).

Las Reservas Internacionales finalizaron octubre con un saldo de US$ 42.817 millones, lo que significó una disminución respecto del mes previo; la compra neta de divisas y el efectivo mínimo aportaron positivamente en el mes, compensando parcialmente la dinámica del resto los componentes.

Finalmente, el tipo de cambio nominal bilateral respecto del dólar estadounidense aumentó 1,0% en octubre, tasa de expansión levemente inferior a la del mes previo, ubicándose en $99,22/US$ en el promedio del mes. (Télam)