La multinacional alimenticia Cargill firmó un contrato con la generadora eléctrica Genneia para abastecer parte de sus operaciones en el país con energías renovables y reducir sus emisiones de monóxido de carbono (CO2), una operación que se enmarca en el mercado a término entre privados.

La venta de energía renovable para grandes consumidores es una alternativa para todas aquellas industrias que desean optar por fuentes de abastecimiento energético sustentables que les permitan reducir sus emisiones de CO2.

En este caso, Genneia firmó un contrato de provisión de energía desde sus centros de renovables, así como ya lo había hecho anteriormente con grandes demandantes como Bimbo Argentina, Loma Negra, Banco Macro, Royal Canin y McCain, entre otras.

Con este acuerdo, la planta de Cargill ubicada en la ciudad de Gobernador Gálvez, al sur de la provincia de Santa Fe, recibirá al año 10.000 MWh provenientes de los Parques Eólicos Villalonga, Pomona y próximo a habilitarse Chubut Norte II, lo que le permitirá cubrir con esas fuentes un porcentaje del consumo energético de su proceso productivo.

Como consecuencia, la multinacional dedicada a productos agrícolas, financieros e industriales, reducirá sus emisiones en más de 5.000 toneladas de CO2 al año.

“Estamos orgullosos de celebrar un nuevo contrato Mater con Cargill y poder brindar energía limpia para sus procesos productivos a través de nuestros parques. Seguimos enfocados en lograr un cambio ambicioso, cada vez más sólido en materia de energías renovables y que permita una transformación real en nuestra matriz energética”, manifestó Gustavo Castagnino, director de Asuntos Corporativos de Genneia.

En los últimos 3 años, la empresa de energía logró ampliar en más de 830 MW su potencia instalada renovable ya existente con la puesta en marcha de sus parques eólicos Madryn y Chubut Norte (en la provincia de Chubut), Villalonga y Necochea (en Buenos Aires), Pomona (en Río Negro) y su parque solar Ullum (en San Juan); transformándose en líder dentro del mercado de las energías renovables.

El Mercado a Término de Energía Eléctrica de Fuente Renovable (MATER) permite desde agosto de 2017 contractualizar entre privados la provisión de energía por parte de aquellos grandes consumidores cuya demanda sea igual o mayor a 300 kv, en una operación en la que no interviene Cammesa.


(Télam)