Referentes de la comunidad jujeña de Santo Domingo fueron capacitados en un programa de monitoreo ambiental, en el marco de una agenda de trabajo que impulsa el Gobierno provincial con las comunidades originarias de la Puna para fijar las pautas de convivencia durante la vida útil de la mina, etapa de cierre y post cierre.

La labor estuvo a cargo de técnicos de la Dirección de Minería y abordó los procedimientos y requisitos que se solicitan a las empresas mineras para realizar sus actividades en esa región.

"La intención fue mostrar cómo se controla, cuáles son los procedimientos, para qué lo solicitamos y todos los detalles que forman parte de los monitoreos ambientales que realizamos", explicó el director de Minería, José Gómez.

La capacitación es el resultado de un acuerdo con las comunidades originarias de la puna, SSR Puna Mining, la Secretaría de Pueblos Indígenas y la Secretaría de Minería e Hidrocarburos de la provincia, con el fin de "fijar las pautas de convivencia entre todas las partes interesadas durante la vida útil de la mina, etapa de cierre y post cierre, garantizando el compromiso de un diálogo genuino de todos los actores participantes", según señalaron.

Gómez indicó que "la empresa desde su lugar, nosotros como autoridad de aplicación y las comunidades como miembros fundamentales de las actividades formamos parte de este trabajo".

Finalmente, sostuvo que se busca ratificar "el compromiso de trabajar por una minería sustentable, respetuosa de los aspectos culturales, patrimonio arqueológico y ambiental", por lo se apuesta "para fortalecer el diálogo y el trabajo en las partes".


(Télam)