El cambio climático, la deforestación, las guerras, el crecimiento de la población y el uso en la producción de alimentos, han puesto bajo una seria amenaza el suministro de agua dulce en el planeta que apenas alcanza al 3,5% del total disponible.

El lanzamiento de los contratos de futuros del agua permitirán tener un mejor valor de referencia, y una cobertura frente a procesos agudos de escasez.

El Nasdaq Veles California Water Index (símbolo de cotización: NQH2O), lanzado por el CME Group, rastrea el precio de los arrendamientos de derechos de agua y las transacciones de venta en las cinco regiones más grandes y más comercializadas de California.

Las transacciones de derechos de agua del mercado se basan en aguas superficiales y cuatro cuencas de aguas subterráneas adjudicadas: la cuenca central, la cuenca del Chino, la cuenca principal de San Gabriel y la subárea Alto de la cuenca de Mojave que se incluyen en el índice.

El valor del índice refleja el precio promedio ponderado por volumen del agua, en la fuente, excluyendo los costos de transporte y las pérdidas de agua en los mercados subyacentes.

NQH20 se valora en dólares estadounidenses por acre pie -el volumen de agua necesario para cubrir un acre de tierra- (43,560 pies cuadrados) a una profundidad de un pie.

El índice está basado en los precios de las principales cuencas fluviales de California, donde se ha incrementado la escasez de agua. Este valor podrá ser usado como referente para el resto del mundo en los mercados del agua.

El cambio climático, con el calentamiento global, ha producido un aumento del nivel de los océanos y al mismo tiempo amplias temporadas de sequías seguidas de lluvias excesivas que, como consecuencia de la deforestación, han acelerado el escurrimiento y su derrame hacia ríos y mares.

El problema de la deforestación en el Amazonas se ha transformado en una cuestión de interés global, al punto tal que se ha convertido en una prioridad para que muchas naciones puedan entablar acuerdos comerciales.

Desde hace años, muchas naciones libran guerras por el acceso, el control y el dominio de las fuentes de agua dulce.

Las guerras entre Pakistán y la India por los glaciares en la región de Cachemira, en la cordillera del Himalaya, los recientes choques fronterizos entre la India y China, la ocupación china en el Tíbet, los últimos enfrentamientos entre palestinos e israelíes, entre sudaneses y las guerras entre tribus en la región centroafricana, son apenas algunos de los ejemplos de las batallas por el agua. (Télam)