La Federación de Cámaras del Sector Energético de Neuquén (Fecene) calificó hoy de “irrazonable” a los cortes de rutas que llevan adelante trabajadores de la salud autoconvocados en reclamo de mejoras salariales, debido a que impiden la "actividad económica, el abastecimiento de mercaderías, combustibles y toda actividad económica normal”.

En un comunicado, la entidad empresaria reclamó al Estado que haga cumplir la ley para evitar “una situación anárquica”.

"Quién les ha otorgado (a los manifestantes) la facultad de violar la ley, los derechos de sus conciudadanos, inclusive de aquellos que están en una situación peor, de afectar seriamente la actividad la económica local y de agravar la crisis que sufrimos”, preguntó la federación de cámaras del sector energético.

Exhortaron además, “a evitar un conflicto que ya ha asumido niveles absolutamente irrazonables” y dicen que “respetan profundamente el comportamiento y el trabajo del personal de salud” pero repudian “en plenitud esta conducta de algunos integrantes de ese sector que está paralizando a la provincia”.

Los cortes de ruta de la última semana han afectado el abastecimiento de combustibles en distintas ciudades donde pueden observarse largas colas en las estaciones de servicio pero también han influido en la actividad de las operadoras de hidrocarburos.

Voceros de compañía que operan en Vaca Muerta estimaron pérdidas de US$ 10 millones por día para la industria, además de lo que se denomina la "pérdida futura", que se asocia al retraso en la conexión de pozos.

En esa perspectiva de afectación futura de la protesta se destacó que "el bloqueo impacta en forma directa sobre el Plan Gas por el retraso en la perforación de nuevos pozos, enganche y construcción de la infraestructura de superficie".

(Télam)