El secretario general de laUnión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, consideró hoy que "para controlar este desmadre de precios, el Gobierno tiene que actuar", mientras aseguró que los sindicatos ponen la "mejor voluntad" para que baje la inflación.

"La CGT y los gremios estamos de acuerdo con lo que había trazado el Gobierno nacional, que era el 29% de inflación y el 29% de los salarios más un 4%, pero en esta situación, como vienen enero, febrero y marzo, se puede desbordar", evaluó el sindicalista, quien advirtió sobre el fuerte aumento en los alimentos.

El rubro de alimentos y bebidas no alcohólicas volvió a aumentar por encima del Índice de Precios al Consumidor (IPC) medido por el INDEC y los incrementos estuvieron liderados por las frutas y verduras. La división alimenticia registró un alza del 3,8% y fue la de mayor incidencia en todas las regiones, mientras que la inflación general fue de 3,6%.

Así, el segmento volvió a superar el índice general de inflación, pero marcó un salto menor del que había expuesto en enero, cuando había llegado a trepar un 4,8%. En ese escenario, Caló consideró que "la inflación es el impuesto más distorsivo de los trabajadores".

"Nosotros, los gremialistas, siempre vamos a bregar para que baje la inflación", aseguró, mientras apuntó: "Para controlar este desmadre de precios, el Gobierno tiene que actuar". De ese modo, remarcó la necesidad de que la Argentina "algún día" pueda tener "una inflación de un dígito".

"Pusimos la mejor voluntad. Ahora tenemos que ver la voluntad de los empresarios", apuntó el titular de la UOM al referirse a los precios. En declaraciones radiales, Caló sostuvo: "Ojalá que (la inflación) sea del 29% y que vaya bajando progresivamente".

Anticipó que si la inflación supera la meta del Gobierno y, por lo tanto, a los acuerdos salariales, los sindicatos se van a tener que "sentar nuevamente" para discutir la suba de un porcentaje adicional. Hasta el momento, los aumentos más importantes en términosporcentajes se dieron en las paritarias del sector públicoprovincial, ya que los estatales de Santiago del Esteroacordaron un incremento del 47% y un bono de 34 mil pesos.

En segundo lugar quedaron los estatales de Formosa luego de que la gestión de Gildo Insfrán anunciara una suba del 42% para los empleados públicos a cobrar en tramos, mientras que en el tercer puesto se ubican los docentes nacionales con una recomposición salarial del 34,6% a cobrar en cuotas.

En las próximas semanas, tendrán que negociar paritarias gremios que representan a casi 3 millones de trabajadores registrados del sector privado como Comercio, UOM, UOCRA, Sanidad, Obras Sanitarias, Ferroviarios, Trabajadores delGas, Lecheros, Aguas y Gaseosas y Ladrilleros, entre otros. MBE/PT/KDV NA