El canciller Santiago Cafiero celebró hoy la aprobación de la soja HB4 tolerante a la sequía, desarrollo de la empresa argentina Bioceres en conjunto con el Conicet y la Universidad Nacional del Litoral (UNL), por parte de la República Popular China para la importación y comercialización en su territorio.

Cafiero afirmó que esta aprobación "significa un nuevo logro para las exportaciones argentinas, basado en la articulación de las capacidades de nuestro entramado productivo, de las universidades y de las investigadoras y los investigadores".

"El desarrollo científico-tecnológico aplicado a la producción agropecuaria es una forma virtuosa de otorgarle mayor valor agregado al trabajo argentino. Con este objetivo venimos trabajando desde la Cancillería, en forma coordinada con otros ministerios nacionales", marcó el canciller en un comunicado.

El trámite requerido para la aprobación se inició el 21 de octubre de 2016.

La soja tolerante a sequía fue aprobada en 2015 por la Argentina y luego también por los países de mayor producción mundial de este cultivo, incluyendo a los Estados Unidos (agosto 2019), Brasil (mayo 2019), Paraguay (2019) y Canadá (2021).

Por su parte, el embajador argentino ante China, Sabino Vaca Narvaja, dijo que la aprobación por parte de las autoridades chinas va a tener un impacto directo en nuestra economía. "

"Se trata de un hito importante para la Argentina, que ocurre pocos meses después de la visita del presidente Alberto Fernández a China. Es un ejemplo de la capacidad científica que tiene nuestro país en materia de biotecnología y de modelo de trabajo público/privado, que nos permitirá posicionarnos no solo como productor, sino también proveedor de tecnología agropecuaria de punta para garantizar la seguridad alimentaria en el mundo", enfatizó el diplomático. (Télam)