Las solicitudes iniciales de desempleo en los programas estatales regulares disminuyeron en 33.000 a 779.000 en la semana que terminó el 30 de enero, en la tercera semana con disminuciones consecutivas, según mostraron hoy los datos del Departamento de Trabajo.

Los reclamos continuos, una aproximación del número de estadounidenses que solicitaron varias semanas de beneficios estatales, disminuyeron a 4,6 millones en la semana que terminó el 23 de enero.

"Las cifras, si bien aún son elevadas, indican que los despidos relacionados con la pandemia están comenzando a disminuir después de que las solicitudes de desempleo aumentaron en diciembre y principios de enero", señaló la agencia Bloomberg.

En los próximos meses, a medida que se vacunen más estadounidenses y disminuyan los casos de virus, la actividad económica estará lista para reanudarse y los recortes de empleos podrían disminuir aún más.

Mañana se conocerán los datos correspondientes al desempleo de enero con aumento en el número de nuevos puestos de trabajo.

Los datos del Instituto de Investigación ADP mostraron ayer que las nóminas de las empresas aumentaron en 174.000 en enero.

Gran parte de la recuperación del empleo dependerá de la aprobación del paquete de estímulo que presentó el flamante presidente Joe Biden al Congreso por 1,9 billones de dólares.

El texto del proyecto de ley aún no se ha redactado, pero la propuesta de Biden incluye una extensión del vencimiento de los programas federales de desempleo hasta septiembre y un aumento de los beneficios suplementarios de $ 300 a $ 400 por semana.

Los estados que informaron las mayores disminuciones en las reclamaciones iniciales incluyeron Illinois, que mostró una disminución de más de 55.000; Texas y Kansas tuvieron descensos que superaron los 8.000; Los reclamos iniciales en California aumentaron en más de 46.000.

Los reclamos iniciales de Asistencia por desempleo pandémico para trabajadores autónomos cayeron en 54.678 a 348.912 la semana pasada sin ajustar.

El programa fue objeto de un fraude generalizado, y California estima que el 95% de los pagos fraudulentos del estado fueron por estos reclamos.

En la semana que terminó el 16 de enero, hubo 3,6 millones de reclamos continuos de Compensación por Desempleo de Emergencia Pandémica, que brinda beneficios extendidos por desempleo para aquellos que han agotado sus beneficios estatales regulares. (Télam)