La producción de trigo en Brasil podría alcanzar para la campaña 2022/23 el récord histórico de 9 millones de toneladas, a partir de una mayor superficie prevista dedicada al cultivo y rendimientos crecientes del cereal en el país vecino, informó hoy la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Según datos de la Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab) del gigante sudamericano, el área proyectada tendrá un crecimiento de 6,6% respecto del ciclo anterior al pasar de 2,7 a 2,9 millones de hectáreas, y consolidará así la ampliación de la superficie dedicada el cereal que tan sólo tres campañas atrás era de 2 millones de hectáreas.

Por el lado de los rendimiento, en la nueva cosecha 2022/23 se espera que se posicionen en un récord histórico al alcanzar los 30,9 quintales por hectárea (qq/ha) y, de esta manera, superaría el rinde del período comercial previo en un 2%.

De hecho, "debe destacarse que el rendimiento promedio de las últimas cinco campañas equivale a 26,6 qq/ha, por lo que la productividad habrá crecido en un 16,4% en caso de concretarse las proyecciones actuales de trigo brasileño".

Es por esto que se espera que la producción crezca 17,6% al pasar de 8,35 a 9 millones de hectáreas, muy por encima de las últimas cinco cosechas, que promediaron las 5,7 millones de toneladas.

Pero más allá de este salto productivo, la oferta interna del cereal sólo tendría un incremento en 300.000 toneladas, debido a los flacos stocks de la campaña anterior, calculados en 480.300 toneladas.

"Este volumen de stocks apenas alcanzaría para cubrir el equivalente a 14 días de consumo nacional, por lo que el ingreso de la cosecha y de las importaciones jugará un papel fundamental para el abastecimiento del mercado de trigo brasileño", sostuvo el BCR.

"A pesar del fuerte incremento productivo, se debe destacar el rol fundamental de las importaciones, que, en las estimaciones del organismo brasileño, también aumentarán en la campaña 2022/23, brindando soporte al abastecimiento del mercado", puntualizó la entidad bursátil, por lo que se estiman importaciones de trigo por 6,5 millones de toneladas, volumen 8,3% superior al ciclo pasado.

Teniendo en cuenta este aumento en la producción y en base a datos de la Corporación Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa), organismo equivalente al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el presidente del país vecino vaticinó que podrían alcanzar el autoabastecimiento del cereal.

Las exportaciones de trigo de la Argentina continúan teniendo en Brasil su principal destino.

En el primer semestre de este año se despacharon al país vecino 2,6 millones de toneladas, de las 12,7 millones de toneladas totales que se estima que se embarcaron en ese período.


(Télam)